miércoles, 11 de mayo de 2016

The Mergers - With a carrot and a stick (2016): Crítica del disco review


por Addison de Witt (@Addisondewitt70)


No negaré que me siento a gusto en los bares, me gustan las barras y escuchar música acodado a las mismas, con buena charla y cerveza fresca lubricando penas y encendiendo alegrías.

Si hay música en vivo, como ocurre de vez en cuando, mejor que mejor... Esto viene a cuenta del grupo que hoy presento, recogido del Espacio WoodyJagger para variar, y que desde la primera décima de segundo me ha recordado a la música idónea para escuchar en tan gratos lugares -como cantaban aquellos Gabinete ochenteros-. Se titula With a carrot and a stick y lo firman los germanos The Mergers.


Auténtico rock sixty de efervescencia pub y acento garajero no exento de melodía y finuras instrumentales que acarician el pop de aquella época de invasiones británicas.




12 pelotazos nacidos para divertir, ahuyentar malos humos y poner osamentas en funcionamiento de forma automática e irresistible.

Con estribillos más pop, que recuerdan aquellos primeros Fab-Four que declamaban pensando en Buddy Holly que se hacen evidentes en la carnosa: "Achilles heel" y la inminente: "I'll never give it up", aires más grasientos y cavernarios en el single: "I'll be a better man", también en: "Pie in the sky", "Better stop right here" o en "Little barney", no faltan tampoco ritmos expídicos y cincuenteros en la vibrante "Shop window dummy".

El ambiente de acera y paso de cebra, semáforo y trafico denso propio de la urbe es propio a la idiosincrasia del disco, lo que recuerda a Kinks o Seeds y que se respira en estupendos temas como: "Hunt the mahster" y "You set your life".

Algunas luminarias pop como: "Drag my dream around" u "Oh lord" contribuyen a redondear un tracklist rico y excitante, que lo pone difícil para no entregarse a su energía y devorar las vitaminas que se escapan entre guitarrazo y redoble.

Música para zambullirse en élla, entre espuma cervecera, botas bailando sobre el tubo metálico que bordea la barra junto al suelo, carcajadas, y miradas de reojo a las señoritas que se dejan llevar por la danza que provoca "With a carrot and a stick".


Visita el blog Rock and More de Addison de Witt

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada