viernes, 13 de mayo de 2016

Arkania - Serena Fortaleza (2015): Crítica del disco review


Alfonso Díaz (del blog Rockeando)



Justo ahora que la banda madrileña ha anunciado su disolución es un buen momento para recuperar lo que fue su cuarto y último trabajo Serena Fortaleza. Hacía más de tres años que Arkania publicaron “La Bestia Dormida”, un plástico en el que abandonaban esa vertiente folky y con matices celtas que había marcado sus primeros lanzamientos para adentrarse de lleno en texturas más sólidas y cercanas al power metal. Para ello los madrileños no dudaron en cambiar el violín por una segunda guitarra. Precisamente, las novedades en el seno de la formación capitaneada por el vocalista Ángel Santamaría “Ícaro”, el bajista José Antonio Gallardo y el teclista Manuel Martínez Barneto “Barny”, fueron la incorporación de los guitarristas Roberto Gutiérrez y Javier González, y el batería Rafa Delgado.


Pese a las novedades en su alineación, lo cierto es que “Serena Fortaleza” continua la línea que marcara su antecesor, aunque mostrándonos a una banda más madura y con la firme convicción de seguir evolucionando en su propuesta, ya que no se trata de una simple sucesión de trallazos de corte power metalero, ya que la banda da rienda suelta a todo su potencial melódico. Como ya sucediera en su anterior entrega, “Serena Fortaleza” fue grabado en los estudios New Life de Madrid bajo la supervisión de José Garrido y Daniel Melián, mientras que de la masterización se encargó el prestigioso Mika Jussila en los Finnvox Studios de Finlandia.




Una intrigante y escueta introducción denominada “Revelación” será la encargada de adentrarnos en la pieza que presta el nombre a este cuarto plástico de los pinteños “Serena Fortaleza”, todo un derroche de velocidad, potencia y melodía, con el que el sexteto asienta las líneas maestras en torno a las que girara esta nueva entrega: una estructura cambiante y dinámica, unas guitarras ágiles y muy adictivas junto a los elegantes desarrollos de los teclados y el personal timbre de un Ícaro que se muestra especialmente inspirado, dando el punch necesario a un tema que posee un vibrante estribillo en plan hímnico.

Las tablas y la experiencia que la banda ha adquirido a lo largo de todos estos años se dejara notar con fuerza en temas redondos y directos como “Mi Nombre es Rock N Roll”, toda una explosión hard roquera que nos propone un suculento duelo entre las guitarras y los teclados, convirtiéndose en toda una declaración de intenciones en la que la banda muestra su facilidad para facturar unos estribillos pegadizos y marchosos, y para los que ha contado con la colaboración de Leonor Marchesi y Julio Rubio. Especialmente emotivo resulta el homenaje que, a modo de saludo, la banda tributa a sus seguidores tanto de España como del continente latinoamericano en el tramo central del tema.

El contraste llegara de manos de “Tú y Yo”, un elegante ejercicio instrumental compuesto por las delicadas notas del piano y unos sutiles arreglos de cuerda que se convertirá en el preámbulo perfecto para “No Te Puedo Olvidar”, en el que el sexteto apuesta por un medio tiempo de corte elegante y accesible, -de hecho el tema fue el elegido como carta de presentación del álbum-, y en él nuevamente destaca el notable trabajo de ambos hachas y la soberbia interpretación de Ícaro, que se muestra como un vocalista solido y con multitud de matices en su registro.




Un nuevo cambio de tercio, en esta ocasión protagonizado por la crudeza de las guitarras de apertura, nos abocará sobre “Hijos De América”, una nueva demostración de power metal melódico y compacto, en el que las diferentes estructuras se irán solapando para dar como resultado una de las composiciones más completas de todo el plástico, ya que combina a la perfección: partes rápidas, pasajes más melódicos y esas clásicas cabalgadas que invitan a levantar el puño mientras acompañas sus estribillos. Quizás el tema que mayor conexión guarde con el pasado de la banda sea “Estrella Del Norte”, volviendo a recuperar el violín para dar al tema ese genuino aroma juglaresco.

Tras habernos ofrecido una buena ración de power metal serán los aromas acústicos que conducen “Tras De Ti” los encargados de sosegar el ambiente, gracias al fantástico arreglo de guitarra y al emotivo dúo que se marcan Ícaro e Irene Jiménez de Agosto Frío. Para encarar la recta final de este cuarto trabajo Arkania nos proponen los ritmos hard roqueros de “Cenicienta”, con la que se desmarcan de su faceta más power para indagar en sonoridades más cercanas al metal melódico, con una excelente dupla de guitarras liderando el tema junto a unas líneas vocales muy cuidadas que nos abocaran sobre un intenso increscendo final. La guinda definitiva la pondrá la nueva versión de “No Se Vivir Sin Ti 2014”, en la que han optado por dar un mayor protagonismo a la envolvente percusión y al preciosismo de las guitarras acústicas.

Siempre resulta arriesgado cuando una banda con trayectoria decide apostar por evolucionar y no repetirse. Sin duda habrá muchos seguidores de Arkania que prefieran cualquiera de sus lanzamientos previos, pero personalmente creo que “Serena Fortaleza”, marca un punto de inflexión en su carrera, mostrándonos a una banda sólida, madura y compacta.




Lista de Temas:

01.Revelación
02.Serena Fortaleza
03.Mi nombre es Rock N Roll
04.Tu y yo
05.No te puedo olvidar
06.Hijos de América
07.Estrella del Norte
08.Tras de ti
09.Cenicienta
10.No se vivir sin ti 2014

ZR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada