lunes, 23 de mayo de 2016

Jane's Addiction - Ritual de la Habitual (1990): Crítica review


Erick Delgand




Hay discos que en tu vida musical son de exploración y suponen una búsqueda de calmar tu apetito de encontrar algo nuevo que te llene, y en estas búsquedas a veces te encuentras de repente algunos que te marcan de por vida.

Eso me pasó con Ritual de lo Habitual de Jane's Addiction. Aunque ellos se llevaban de lo peorcito en la grabación del disco, incluso grababan por separado, y el mismísimo Dave Navarro decía que se la pasaba puesto de heroína y que ni se acuerda de las sesiones de grabación.

Parieron este disco tan difícil de explicar y tan difícil en primeras oídas de "¿qué cojones estás escuchando y por qué es tan bueno?".

Aunque para muchos su anterior trabajo, Nothing's Shocking, es mejor que este, en mi opinión Ritual de lo Habitual lo supera.

Jane's Addiction siempre pensé que eran unos Red Hot Chilli Peppers, desordenados y experimentales, una experiencia única para los oídos en donde escuchas todo tipo de estilos musicales, bien entrelazados y de manera tan inexpiable suenan a la perfección en un remolino de melodías punk, hard rock, funk, psicodelia, metal, en perfecta armonía y balance.




"Stop" te da una cachetada en la cara abriendo el disco, directa, con una energía increíble con esos riffs funk tan característicos de Navarro en aquella época . Una distorsión salvaje, La voz de Perry es inconfundible, la utilización de efectos en la voz de Perry, ecos, dobles voces, te sumergen en un mundo diferente.

Con un bajo funky "No One's Leaving" nos deleita de segunda en el disco.vocalmente es una locura ,las guitarras dan rienda suelta a hacer lo que le da la gana en cuanto a creatividad,solos buenísimos , dando todo el arte posible ,las típicas paradas de las que les caracterizan,y una batería que es un interminable lujo de golpes de bombo y platillo.

Y si la siguiente es "Ain't No Right entrada psicodélica en un juego de voces y batería psicodélica, lo tiene todo, un cóctel explosivo lleno de fuerza, bestial de guitarras y desorden musical.

Seguimos con "Obvious", algo mas calmadita, con unos juegos vocales dignos de Farrel, Dave hace lo suyo en segundo plano, con mil armonías, cambios de ritmo, y un piano constante, única como el disco entero.

"Been caught stealing" es un pedazo de tema, del que todo amamos, lo tiene todo, hasta un perro ladrando, jjajajja...¿recuerdan el vídeo?




"Three Days" es la hostia, 10:49 minutos más importantes del Rock Alternativo USA, una canción única, para mí la obra maestra del disco, melancólica, triste, con suaves sonidos que te trasladan a otro mundo, un mundo en el que solo viven Jane's Addiction. Un mundo experimental, un aura con una energía única, una canción que te hace pensar, sentir, emocionar. Navarro se sale, creando momentos que te recuerdan a Led Zeppelin en su forma más psicodélica. Un tema que deja en pañales a otros muchos considerados grandes de la historia del rock.

"Then She Did..." te regresa del LSD en el que estabas con la anterior,....te emociona, unas armonías vocales preciosas, y una base rítmica hipnotizante, dejándote caer en un agujero negro de sentimientos. "Of Course" te transporta a un portal árabe, con una emocionante y deprimida voz que te hace subir y bajar de una montaña de emociones, una atmósfera mágica, salida de un buen cuento fantástico, que siempre me hace recordar a los Beatles.

Y llegamos al final con "Classic Girl", una canción bonita con unas guitarras tremendas por parte Navarro que nos dan el broche final de este disco tan ÚNICO e insuperable por parte de Jane's Addiction que más tarde no lograron hacer una obra maestra más que apuntar en este mundo maravilloso del planeta Tierra, una pincelada más a eso que llamamos música sin la que no podemos vivir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada