sábado, 14 de mayo de 2016

Crítica de "The Gene Generation" (Pearry Reginald Teo, 2007): film review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




Amiguitos, piltrafillas todos, hoy os voy a hablar de The Gene Generation, una película futurista protagonizada por Bai Ling. Las críticas que había leído eran horribles, sin embargo aquella tarde no tenía ganas de pensar, así que me serví mi copazo de ron añejo colombiano y, hala, a dejar descansar las neuronas. Y lo cierto es que no fue una mala elección. The Gene Generation cuenta cómo Tecnologías Hayden, una empresa que ideó un dispositivo que reorganiza el ADN queda destruida por un accidente. Christian, uno de los pocos supervivientes del laboratorio, decide permanecer en Olympia –ciudad encerrada tras un muro- dispuesto a seguir con la investigación para restituir el buen nombre de la empresa y rehacer el transcodificador, aparatejo que permitía sanar lesiones y curar enfermedades genéticas.


Pero resulta que para poder entrar en Olympia se debe tener un mapa genético sano, por lo que han proliferado traficantes de ADN que se lo roban a gente sana para inocularlo gracias a clones del transcodificador a quien pueda pagarlo. El gobierno se ha dado cuenta y se sirve de un equipo de exterminadores –asesinos mercenarios- que tienen como objetivo eliminar a esos piratas. Uno de esos asesinos es la protagonista, Michelle, una especie de Terminator con tetas, de pocas palabras, rasgos asiáticos y semblante melancólico que realiza su trabajo únicamente para reunir el dinero suficiente que le permita escapar de Olympia junto a Jackie, su hermano, un alcohólico con problemas de juego que debe dinero a un prestamista.





Amiguitos, The Gene Generation es visualmente muy atractiva, de estética cyberpunk, con música tecnoindustrial, plagada de cuero negro y neón y toda ella saturada de imágenes creadas digitalmente. El “problema” para poderla considerar una buena película de acción es que se nota que gran parte de las escenas son una ficción digital, es decir, que es como mirar un juego de PS3 o de XBOX, espectacular pero irreal. Ese handicap es lo que convierte a la cinta en un producto de serie B destinado al mercado del vídeo.





Aún así, la factura es más que aceptable. Sí, es cierto, los actores son de segunda división –el entrenador de asesinos hace de forense en la televisiva CSI Las Vegas y la doctora Hayden no es otra que una Faye Dunaway a la que creía ingresada en un geriátrico-, las interpretaciones son bastante básicas y quizás el argumento no es para llevarse un Oscar, pero tampoco creo que ese fuese el objetivo de los productores. De hecho, se trata de una obra inspirada en un cómic del que –por cierto- no había oído hablar en mi vida.

Total, que si os queréis relajar un rato, os gusta la acción y los cuentos de terrorismo genético que nos cuentan un futuro apocalíptico, cogeos un buen bol de palomitas y una lata de vuestro refresco favorito y tiraos en el sofá ante la pantalla prestos a desconectar de vuestros problemas. Distraída y mucho menos infame de lo que las críticas afirmaban.

¿Hace una visita al blog de King Piltrafilla?

2 comentarios: