martes, 24 de mayo de 2016

Ben Harper with Charlie Musselwhite - Get Up! (2013): Crítica del disco review


por Tony Soulman



Get Up! es lisa y llanamente de uno de los mejores discos de blues grabado en muchos años y uno de los mejores 10 discos de 2013. Estamos ante una estupenda mezcla de blues, gospel, y soul editada por el legendario sello Stax Records de Memphis en la que el sonido tan personal y crudo que se logró, ocupa un lugar fundamental en el resultado final. Ben y Charlie muestran una química asombrosa que brilla en este álbum.




El disco arranca con "Don't Look Twice", sabor a blues del delta. Con el correr de las vueltas, entra con mucha fuerza el trío eléctrico que acompaña a los dos protagonistas. buen truco para abrir el album. La banda, llamada The Relentless 7, suena muy ajustada y la integran Jason Mozersky (guitarra), Jesse Ingalls (bajo) y Jordan Richardson (batería). En el segundo track, "I'm in I'm out and I'm gone" es donde la voz suena de la forma mas natural posible, como gritado desde el fondo de la sala. Además, el overdrive de la armónica amplificada, suma poder. Es un blues moderno, basado en tracks clásicos, como "Mannish Boy". Esta canción es una gran opción para testear auriculares.




Ben Harper por momentos canta con suavidad y dulzura, y en otros, con fiereza. Lo mismo pasa con su guitarra. "You found another lover (I lost another friend)" es otro blues acústico bastante triste. "I ride at dawn " es una marcha oscura, una especie de himno que habla de la tristeza de la guerra. Después llega el hermoso gospel con pulso de vals llamado "We can't end this way". La letra puede ser algo triste pero musicalmente es una fiesta.

La producción estuvo a cargo del mismo Ben Harper, y fue grabado en su propio estudio en Los Angeles. No hay sobre-producción en el sonido, todo suena simple, crudo, como si estuvieras ahí. Eso pasa especialmente en mi tema favorito de todo el disco: "Blood side up". La banda despega completamente y Harper deja todo en esta canción, tanto en la parte vocal, como en el solo de guitarra. Musselwhite pone su armónica por encima de una banda hiper poderosa, y de unos coros endemoniados. Su fraseo nos recuerda a Sonny Boy Williamson pero su arrollador sonido amplificado, nos hace pensar en Little Walter o en el mismo Paul Butterfield. "I don’t believe a word you say", fue el corte de difusión y es ultra poderosa.




La semilla de este proyecto data de 1997, cuando ambos grabaron "Burnin' Hell" junto a John Lee Hooker, quien quedó impresionado con la química de este par de músicos y los instó a seguir tocando juntos. "Get up!", tema que da nombre al disco, es llevado adelante por un bajo con mucho groove y la armónica. Es el tema mas largo del disco, que termina en jam. "She got kick" es el único blues tradicional que podemos encontrar en el album, con un piano muy bajo casi de fondo.

Termina el disco con "All That Matters Now", otro blues acústico en la onda de "It hurts mee too". Si lo pensamos, tal vez Otis Redding podría haber cantado este blues de una forma muy parecida a Ben Harper. Lento, dulce e íntimo.

Hay que dejar en claro que no se trata de una batalla "armónica vs guitarra". Por el contrario, estos dos instrumentos y sus intérpretes conviven de la mejor manera. Son dos músicos que dentro de un mismo género, el blues, realizan una perfecta mezcla de estilos y generaciones, y el resultado es exquisito. Para mi, este disco ya es un clásico.

Formación:

Ben Harper: Voz, guitarra eléctrica, acústica y slide
Charlie Musselwhite: Armónica
Jason Mozersky: guitarra
Jesse Ingalls: bajo
Jordan Richardson: batería

Lista de temas:

1. Don't look twice
2. I'm In, I'm Out and I'm Gone
3. We Can t End This Way
4. I Don t Believe A Word You Say
5. You Found Another Lover (I Lost Another Friend)
6. I Ride At Dawn
7. Blood Side Out
8. Get Up!
9. She Got Kick
10. All That Matters Now

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada