miércoles, 4 de mayo de 2016

Crónica de Osukaru en Barcelona, Sala Rocksound, 28/04/2019: Review


Alfonso Díaz (del blog Rockeando)

CRÓNICA:OSUKARU+VANITY BLVD+HEART 2 HEART-ROCKSOUND-BCN-JUEVES 28 DE ABRIL DE 2016

Osukaru es la “criatura” del talentoso guitarrista y multi instrumentista Oz Osukaru (ex–Eye y Katana). Desde que viera la luz su primer largo “GBG2LA” en 2010, la banda no ha perdido el tiempo y a base de tesón y duro trabajo se ha granjeado una solida reputación, regalándonos obras como “Salvation”, “Triumphant”, “Transition”, o su más reciente “Rock It Up”, en las que han dando buena cuenta de ese hard rock melódico salpicado de brillantes pinceladas A.O.R. La principal novedad de cara a esta nueva entrega de Osukaru ha sido la consolidación del vocalista y guitarrista Fredrik Werner, quien parece haberse aposentado dentro del seno de la formación para convertirse en la mano derecha del talentoso "hacha" sueco.


Por si la presencia del combo sueco no fuera suficiente reclamo para los seguidores del hard rock escandinavo, para acompañarles en este periplo europeo los de Goteborg contarían con el respaldo de sus compatriotas Vanity BLVD, quienes liderados por la explosiva vocalista Anna Savage nos ofrecerían un exhaustivo repaso sobre las composiciones de su última entrega “Wicked Temptation”, que veía la luz a principios del pasado 2014. Para ejercer como anfitriones y abrir la velada contaríamos con la presencia de los barceloneses Heart 2 Heart, quienes repasarían los temas de su EP “From Now On”, y nos presentarían algunas de las composiciones que formarán parte de su inminente debut.




El local escogido para el desembarco de este “Swedish Double Attack Tour” a su paso por la Ciudad Condal sería el Rocksound. Desafortunadamente, como viene siendo habitual, el publico no acabó de responder a la llamada de las formaciones suecas, de modo que a la hora prevista para el arranque del show apenas un par de decenas de aficionados aguardaban la salida a escena de los encargados de abrir la velada, Heart 2 Heart. Hacía tiempo que un servidor no veía al quinteto barcelonés en directo, así que la cita de esta noche resultaba idónea para comprobar como había encajado la banda la salida de Joan, ya que ahora es Sara quien se hace cargo de todas las voces.

Fieles a sus raíces y a ese hard A.O.R. de corte clásico y raíces ochenteras, la descarga del combo barcelonés arrancaba con las resplandecientes melodías de “Stranger”, que servían para que el quinteto desplegara toda su elegancia instrumental ofreciéndonos una buena carta de presentación. No se si seria debido a las pequeñas dimensiones del escenario del Rocksound, pero lo cierto es que noté a la banda algo encorsetada, demasiado estática, especialmente una tímida Sara que no acabó de conectar con la audiencia. Pese a ello, la vocalista demostró unas buenas aptitudes a la hora de atacar piezas como “Let´s Live It Up”.

Tampoco faltarían a lo largo de su presentación las guitarras más marchosas y adictivas que nos propusieron Joncar y LLuis a lo largo de “Why She Never Says Goodbye”, que se convertiría en la excusa perfecta para que gran parte de los presentes acompañaran a la vocalista a la hora de corear el estribillo. El contraste con la sobriedad que exhibieron sus compañeros en escena, lo pondría el batería Javier Puerta, quien desde su kit no dejó de bromear y animar al personal, proclamando a pleno pulmón su adhesión incondicional hacia el A.O.R. Pero lejos de la nota de humor que aportó la intervención del percusionista, lo cierto es que la descarga de Heart 2 Heart acabó resultando bastante lineal, ya que piezas como “Take My Hand” o “Sleeping Away”, no acabaron de brillar como en ocasiones anteriores.




Antes de despedirse definitivamente, todavía tendríamos tiempo para que Sara nos presentara a sus compañeros durante los prolegómenos de “I´m In For You This Time”, mientras que la elegida para dar el carpetazo definitivo a su descarga sería la marchosa “Dream Until The End”. En resumen, concierto correcto el que nos ofrecieron Heart 2 Heart, aunque, personalmente, creo que de cara a próximas ocasiones la banda haría bien en mostrarse algo más enérgica y dinámica en escena.

Los encargados de recoger el testigo y proponernos un rotundo cambio de tercio serían Vanity BLVD. Si la descarga de los encargados de abrir la velada había estado marcada por la elegancia y la sobriedad de sus composiciones, con el cuarteto de Avesta llegaba el momento de explorar el desenfreno roquero, proponiéndonos un rotundo hard rock de guitarras agiles y adictivas, casi fronterizo, en algunos momentos, con tesituras más metaleras. La encargada de liderar la fulgurante acometida del cuarteto sueco fue la incombustible Anna Savage, -que ha cambiado el moreno de su melena por el rubio platino-, conectando rápidamente con la audiencia para ponernos a todos a cantar siguiendo los contagiosos estribillos de la pieza de apertura de su último redondo, “Dirty Rat”. Llegaban con muchas ganas y pisando fuerte los suecos, así que tras prometernos una trepidante noche de rock n roll su maquinaria continuaría exprimiéndose al máximo con los eléctricos guitarrazos sleazy de “Scream Out”.

Pese a tener un par de álbumes publicados, me sorprendió mucho que el cuarteto dejara completamente aparcadas las composiciones de su debut “Rock n´Roll Overdose”, centrando su repertorio en los temas de su segundo largo. Así que después de saludar a todas las chicas presentes, Anna volvería a transformarse en una fiera desatada para liderar a sus compañeros durante la efectiva “Miss Dangerous”, con la que nos hacia cantar a todos. Y es que aunque la carismática vocalista se convirtió en el centro de todas las miradas, lo cierto es que sus compañeros, el guitarrista Traci Trexx, el bajista Pete Ash y el batería Jens Gebb, rayaron a un excelente nivel, consiguiendo que trallazos incontestables como “Soulshaker” sirvieran para que la banda nos mostrara su faceta más festiva y desenfadada.

El momento de que las guitarras se envenenaran para sonar más sólidas y cercanas a tesituras metaleras llegaría durante las marchosa “Hot Teaser”, que con los potentes coros que nos regalaron Traci y Pete se acabaría convirtiendo en uno de los puntos culminantes de su actuación. No abandonarían ese registro más potente para acabar dejando paso al rotundo “Had Enough”, que conseguía que el ritmo de la descarga no decreciese.

Poco a poco los suecos estaban consiguiendo caldear el gélido ambiente y conquistar al publico barcelonés gracias a la intensidad de su show, sus rotundos guitarrazos y unos estribillos redondos y matadores. Así que para rematar su descarga por todo lo alto el cuarteto se había reservado su artillería pesada, confiando en los potentísimos coros del infeccioso “Thrills In The Night” y el espíritu socarrón e inconformista de “Dirty Action”. Para cerrar su descarga definitivamente optarían por todo una declaración de intenciones como es “Do Or Die”. Fiesteros, rotundos y marchosos, Anna Savage y sus muchachos dejaron clara su apuesta decidida por el hard rock. Ahora esperemos que no tarden mucho en regresar al estudio para grabar la continuación de esa bomba de relojería que fue “Wicked Temptation”.


Después de una pausa más larga de lo habitual -en la que los chicos de Osukaru tuvieron que emplearse a fondo para preparar todo su set escénico, ya que contaban con la presencia de un saxofonista y del teclista William Seid-, el combo sueco aparecía en escena acompañado de la introducción “Exit”, que acabaría abocándonos sobre la primera gema de la noche, “Highway To The Star“, con la que desplegaban rápidamente todo su potencial melódico, capturándonos desde el mismo arranque con su distinguida propuesta.




Lo primero que llamó nuestra atención fue la presencia sobre las tablas del vocalista y guitarrista Fredik Werner, quien apareció accidentado en un pie para situarse en el centro del escenario y ofrecernos una lección de clase, sensibilidad y saber estar. Como socia en las tareas vocales contaría con la participación de Eugenia, quien dejaría su huella en temas como “Edge Of A Broken Heart”, que sería el escogido por Oz para ofrecernos una primera muestra de su virtuosismo a las seis cuerdas.

Tras recibir los primeros aplausos de la noche, la banda parecía dispuesta a no dejar pasar la ocasión de ofrecernos una rotunda muestra de su vertiente más melódica y cercana al A. O.R. Así que sin abandonar el material de su trabajo de 2015, “Transition”, llegaría el momento de “Arrows”, fusionando a la perfección la potencia de sus guitarras, las luminosas líneas vocales que nos proponían Eugenia y Fredrik, y la sugerente aportación del saxofón. Nuevamente, sería la guitarra de Oz la encargada de invitarnos a mover los pies durante los marchosos in–crescendos de “Hot Blooded Woman”, que nos dejaría al bajista Fredrik Svensson apoyando al máximo durante los coros enfundando en su chillona “chupa” roja.

Pese a lo que pueda parecer la formación sueca basó su repertorio en la potencia y la musicalidad de sus guitarras, especialmente en la de su líder, que fue quien se encargó de llevar las riendas cuando la banda se adentraba en temas mas complejos y cañeros como “Mafia Rules”. El contraste a esos riffs más poderosos lo pondría el primer recuerdo a su debut “GBG2LA”, del que rescatarían los intimistas aromas de “Driven By Love”, con Fredrik firmando una sentida interpretación mientras sus compañeros se encargaban de darle un toque soulero a los coros. Los aromas más sosegados y baladísticos aparecerían a lo largo de “Multiplied”, una de las nuevas composiciones incluidas en su reciente trabajo “Rock It Up”.

Sin duda una de las claves del directo de los suecos fueron los diferentes matices vocales que nos ofrecieron, ya que mientras Fredrik fue quien se encargó de imprimir la garra roquera, Eugenia puso ese toque sutil y elegante en piezas como “Holding On To Memories”. El retorno sobre las texturas más marchosas, con las guitarras dominando el tema junto a la rotunda pegada de la base rítmica, nos conduciría sobre ese ejercicio de técnica y virtuosismo que es “Play”, con un Oz absolutamente desatado exprimiendo al máximo su guitarra en su fulgurante desarrollo. La encargada de conseguir que todos los presentes nos volviéramos a enganchar a la magia roquera de la banda sería “Tear It Down”, con la que lograban subir el nivel de intensidad de la velada.




Con sus composiciones cortas, directas y adictivas, los suecos consiguieron mantener la atención de todos los presentes durante todo el show, proponiéndonos un repertorio en el que quedaron representados todos y cada uno de sus trabajos. Pero sin duda los momentos más vibrantes de la noche estarían reservados para la parte final del show, gracias a los fulgurantes estribillos de “Rock It Up”, una autentica oda al mejor hard rock de los ochenta, con unas guitarras potentes y unos coros al más puro estilo Leppard.

El retorno sobre esas sonoridades más serpenteantes y sugerentes estaría reservado para una nueva mirada sobre su debut de 2010, de manos “Change of Heart”, que se acabaría convirtiendo en la antesala perfecta para uno de los momentos mágicos de la noche, la deliciosa “Prisioner Of The Night”, con el saxo volviendo a reclamar el protagonismo para acompañar a la voz de Eugenia, antes de que ambos vocalistas aunaran esfuerzos para ofrecernos un fantástico dueto final.

Desafortunadamente la velada estaba tocando a su fin, pero antes de abandonar el escenario definitivamente, el combo sueco todavía tendría ocasión de volvernos a emocionar con los fantásticos juegos vocales que acompañarían a la vibrante “Promise Land”. Como colofón definitivo y recompensa a sus seguidores, la banda tendría el detalle de estrenar una nueva composición, “The Offering”, que según nos comentaron formara parte su próximo trabajo.

En resumen, Osukaru demostraron sobre las tablas el potencial de una banda que tras pasar por diferentes encarnaciones parece haber encontrado su line-up definitivo. Visto lo visto y teniendo en cuenta el publico que se dio cita para presenciar este “Swedish Double Attack Tour”, resulta evidente que el estilo que defienden ambas formaciones suecas no goza de excesivo seguimiento por estos lares. En cualquier caso, de lo que no me cabe la menor deuda es de que todos los que acudimos a presenciar sus descargas no faltaremos cuando regresen.

Visita el blog Rockeando

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada