miércoles, 25 de mayo de 2016

Bantastic Fand - Welcome to Desert Town (2016): Crítica review


por Addison de Witt (@Addisondewitt70)




Esta yo hace unos días "Last Days of The Century" de Al Stewart cuando me di cuenta de que mi bro. Joserra tenía razón: la voz del amigo Al tiene un notable parecido con la de nuestro Nacho Para.

Así que, dicho esto, lo mejor será entrar en el meollo de este post, es decir: el nuevo disco de los cartageneros de Bantastic Fand que lleva por título Welcome to Desert Town.


La verdad es que superar o, incluso, igualar el anterior y magnífico Strong Enough to Refuse de 2014 no era tarea fácil, y la verdad es que tras varias escuchas de esta secuela debo decir que no tengo ni idea si se ha visto superado el precedente, pero lo que sí tengo claro es que este no está ni un ápice por debajo de aquel, o sea, que me parece tan maravilloso como el primero, para mí, miel sobre hojuelas oigan...




Sí que se evidencia una mejora en cuanto a las condiciones técnicas que dan lugar a un sonido más compacto, más limpio. También esta claro que en este álbum la producción esta más cuidada y es justo desatacar el trabajo de Carlos Ashworth, pues me parece muy importante que este mayor empeño en los controles no de al traste con la veracidad de los temas, con la frescura, con la normalidad de una bella canción de rock como ocurre en no pocas ocasiones, sobresaliente en este apartado, pues el disco se muestra sincero a los oídos, crepuscular y dotado de una sensibilidad exquisita y nada amanerada.

Por las costuras del tejido emocional de las canciones de Bantastic Fand se escapan ecos de Jayhawks, soles atlánticos de Tom Petty y su gente, quejidos de mi Gene Clark, y horizontes amarillos del Neil Young más nostálgico, el de pradera y camino de arena solitario.

Y empiezo por ésta, por "When she came to the city" por bonita, por venir del mismo lugar del firmamento rojo de la atardecida en el que Olson y Louris recogían sus coplas más emocionantes y románticas.

Y sigo con "Desert Town" que parece traer consigo la tierra de la pradera americana agarrada a los tacones del corazón.

Pero todo había empezado unos cuantos pellizcos antes, con la soleada: "Can't you see" poblada de susurros de los Flying Burrito Bros.

"Down by the river", cantada por Paco del Cerro es vaquera y fronteriza...y hermosa, como también lo es "Giving up the battle", tocada por las acariciadoras notas del Hammond.

Vuelve la luz y la electricidad más evidente en "Anymore", tema que de buena gana firmase el amigo Petty, y "Find the door" es inmortal, porque tiene todos los ingredientes para permanecer impermeable al paso del tiempo para todos los que amamos esta historia, incluye harmónica y piano.




Otro de mis temas favoritos es "Something's going on", por la voz sobrecogedora y las voces sublimes, corte que tiene contestación antagónica con la guitarrera y pelín canalla: "Everybody's rocking" de original letra en la que se recuerdan creaciones de unos cuantos colegas de todos nosotros.

Más primavera y más Petty, mas carretera en "My invention", y vuelve a la voz cantante Paco del Cerro en "Goodbye" de guitarras dulces modelo Traveling, o Byrds oigan...

Y se acaba el paseo, con pianos y soplos de hammond, nostalgia en el decir a lo Elliot Murphy, el de aquellos setenta gloriosos, adiós con la preciosa: "Muses".

Sin duda estos tipos lo han conseguido de nuevo, otro motivo para creer que hay cosas buenas tras el necesario fundido en negro que obligamos a aceptar a nuestros televisores cada noche, tener presente que siempre, cada día se puede uno perder en los paraísos, o desiertos, de la música hecha con corazón, talento y bondad como la de este disco, en Frías con las canciones golpeándonos el rostro... más.

Bandcamp

1 comentario: