martes, 15 de marzo de 2016

Jimmy Smith - Got My Mojo Workin' (1965): Crítica del disco review


por Tony Soulman


Dejadme que os deje unos primeros detalles. Mirad, Billy Preston, Booker T & the Mg’s, Deep Purple, Sly and the Family Stone, John Medeski, The Beastie Boys... desde mi adolescencia vengo escuchando el Hammond B3 y siempre me sentí cautivado por ese sonido, a veces mas salvaje, a veces mas funky, a veces más jazzero, pero siempre siempre, con una personalidad contundente. Cuando descubrí a Jimmy Smith, entendía de dónde venía todo. El tipo grita, castiga su teclado y destila swing por donde se lo escuche. Jimmy Smith es el gran innovador del órgano eléctrico, el padre del sonido clásico del Hammod B-3 tal como lo conocemos. También, Wild Bill Davis tiene su cuota en todo esto, pero el no goza de tanta popularidad ni fue tan prolífico como Smith.


El bueno de Jimmy Smith irrumpió en la escena de New York en 1956 con un sonido que revolucionó el instrumento y lo convirtió en una herramienta impensada para el jazz en ese momento. Solo en sus años en Blue Note, participó en unas 40 sesiones de grabación. En 1962 pasó al sello Verve. Smith fue un tipo que siempre mantuvo una oreja en el jazz y la otra en el pop y la música destinada a los jóvenes (blues, r&b, soul). En ese contexto que graba en 1965 el álbum “Got My Mojo Workin’”.




La cara A es de la formación pequeña, solo cuatro músicos: Grady Tate muestra que pudo haber sido el rey de los bateristas de soul y rock si hubiera tocado solo en ese género, y encuentra en Ron Carter (contrabajo) al socio ideal. Kenny Burrel es desde siempre, el guitarrista que mas entendió a Jimmy Smith y sabe sacar el máximo provecho de sus silencios. Y aquí lo demuestra permanentemente.

Comienza con “Hi - Heel Sneakers”. Mucho groove, mucho grito…tendremos durante todo lo largo del álbum a Jimmy pegando gritos y susurrando, cantando arriba de sus solos, y de vez en cuando, cantando y respetando la letra. Como dicen en USA, es un “shouter”, lo cual encaja perfectamente en su música.

Continúa el clásico de Jagger y Richards “(I Can't Get No) Satisfaction”, del cual Smith solo toma el título. Hagan de cuenta que es otro tema, porque realmente lo es. Lo mismo pasa con "1-2-3". Originalmente un tema pop liviano de los sesenta, Smith lo convierte en un tema “easy listening”, de esos que se escuchan en el ascensor o en el consultorio, recordándonos más que nunca a Booker T & the Mg’s.

La cara B trae un sonido completamente distinto, con los arreglos y dirección de orquesta liderada por Oliver Nelson, un habitual colaborador de Smith en este período. Abre con el tema de Muddy Waters “Got my mojo workin’” y sigue con el sesentoso y oscuro “Johnny come Lately”. En tercer lugar, el clásico de Ellington “C-jam Blues”, cuenta con un buen arreglo de la orquesta, mientras que la guitarra teje una rica textura para que el órgano pueda hacer lo suyo.

Así que no tengan miedo, ábranle la puerta a Jimmy Smith, no se van a arrepentir. Pero eso sí, que sea una puerta doble, bien ancha, porque sino con el Hammond no pasa. Escuchar!


Lista de temas:

High Heel Sneakers (Higginbotham)

(I Can't Get No) Satisfaction (Jagger / Richards)

1-2-3 (Malara / White / Borisoff)

Got My Mojo Working (Morganfield)

Johnny Come Lately (Strayhorn)

C Jam Blues (Ellington)



Músicos:

Organo: Jimmy Smith

Arreglos y dirección: Oliver Nelson

Saxos: Jerome Richardson (Baritono) / Phil Woods (Alto) /Romeo Penque (Tenor)

Flauta: Romeo Penque

Trompeta: Ernie Royal

Guitarra: Kenny Burrell

Bajo: Ron Carter / Ben Tucker / George Duvivier (solo con la orquesta)

Batería: Grady Tate

Tony Soulman, de Escuchate esto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada