domingo, 20 de marzo de 2016

Microrrelatos - Cosas en los bolsillos (124): Revoltijo





Revoltijo

HE de confesar que soy algo extraño. Por ejemplo, hay días en que me levanto alborozado y propago mi alegría contagiosa a los cuatro vientos y me siento señor del aire y refinado visitador de espejos y corolas. Los pinceles me van de mano en mano y el hilo azul del bolígrafo se adueña de cuartillas otrora en blanco. Y hago nacer espigas en invierno o me dedico a sembrar sonrisas o a entonar baladas de concordia, de amor, de "¿no crees que la nostalgia es el refugio de nuestros sentimientos?" Otros, en cambio, la más profunda tristeza se apodera de mi voluntad, me acorrala y me hundo en el estercolero de los atardeceres de los afligidos, y siento mi rostro arado por el tiempo esperando la tierra.


Puedo ser el hombre más honrado del mundo, pero también el más cruel y odioso, o el más enamorado, o el más hipócrita, también el más infame y perverso. Puedo tenerte una indescriptible envidia y codiciar tu muerte, o desearte a escondidas mientras fumo uno tras otro cigarrillos de amor. 

Todo depende de cómo me levante, es decir, de factores que escapan a causas razonables. Yo, que puedo serlo todo, resulta que no soy nadie al fin y al cabo (mientras no se demuestre lo contrario). O simplemente soy un mar de contradicciones, definitivamente un hombre más empujado hacia la muerte mientras va dejando su marmota en los costones del río, unas pisadas ya borradas que iban marcándome el destino desde el primer día, una percha en la que alguien se empeñó un día en colgar una vida.

ÁCS

3 comentarios:

  1. ¡¿Quién me pone la percha encima para que no levante cabeza, quién?!
    Un relato muy evocador, aunque más otoñal que primaveral ¿no?
    Ah, y yo quitaría uno de los dos "al fin y al cabo". No sé, quizás es que están muy juntos en el texto, pero a un hijnorante poco leído como yo me parece redundante.
    Con cariño.
    XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que veas que a mí el tiempo que haga, plim: el recuerdo o los sentimientos hacen poco caso de esos secundarios asuntos meteorológicos (si se quiere). Gracias por el apunte (es algo que no puedo soportar, las rimas internas o esos duplicados inoportunos fruto del vengativo inconsciente y de una quizá no despaciosa corrección).

      Eliminar
  2. No puede ser, me has hecho caso, a mi, a un tipo de Ciencias que no ha leído nunca a Saramago... ¿estás bien, Angelito? jajajaja

    ResponderEliminar