martes, 8 de marzo de 2016

Thin Lizzy - Life Live (1983): Crítica del disco Review


por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW




Este disco titulado Life Live es un doble directo que siempre me deja un poso un tanto agridulce cuando lo escucho por ser el disco póstumo de Thin Lizzy. Un directo que se grabó en su mayoría el 12 de marzo de 1983 en el Hammersmith Odeon de Londres, en el que fue su último concierto de la gira de despedida de Thin Lizzy.


Phil Lynott llevaba tiempo anunciando que quería poner punto y final al grupo hasta que, desgraciadamente, la discográfica le tomó la palabra. Fue entonces cuando se anunció a bombo y platillo que Thin Lizzy se retiraban para siempre, no sin antes realizar un Farewell Tour por todo lo alto. Evidentemente, ante tal anuncio, la mayoría de conciertos fueron un rotundo éxito. Precisamente fue durante esta gira que Phil Lynott volvió a recuperar la ilusión por la música, pero ya era demasiado tarde para continuar con Thin Lizzy. Tras la edición de Live Life, Thin Lizzy se acabó para siempre. Phil Lynott formó Grand Slam, que no pasaron de mera anécdota, colaboró con su amigo Gary Moore en el disco Run For Cover (1985) y nos dejó para siempre el 4 de enero de 1986.




Este directo, Life Live, tiene un sonido mucho más duro y metálico que el mítico disco en directo Life & Dangerous de 1978, sonido que ya se aprecia en el Thunder & Lightning. Todo ello, en parte, gracias al nuevo fichaje: el británico John Sykes que aportó aire fresco al grupo y le inyectó la dosis necesaria de ilusión y empuje que tanta falta le hacía al malogrado Lynott para volver a creer en sus Thin Lizzy. El disco se abre con un incendiario "Thunder & Lightning" para seguir, sin pausa alguna, con "Waiting For An Alibi". La banda, totalmente engrasada, suena de maravilla. La voz de Lynott, siempre melancólica, suena un tanto apagada ya que no estaba en su mejor momento vital. ¡Qué más da!! Ahí están las twin guitars, marca inconfundible de la casa, y esa colección de temas, a cual mejor.




Life Live es un repaso a los grandes clásicos de la carrera de Thin Lizzy, combinados con temas de sus últimos discos como "Renegade" (con Snowy White a las guitarras), "Hollywood" o la hipnótica "The Sun Goes Down". La versión de "Don’t Believe A Word", convertida aquí en un tema lento con un increscendo final, nos reafirma la buena química que siempre hubo (pese a sus peleas) con el malhumorado Gary Moore. Como colofón final para cerrar el disco (y la carrera) de Thin Lizzy , el tema "The Rocker" con toda la plantilla de guitarras al completo sobre el escenario: Gary Moore, John Sykes, Scott Gorham, Brian Robertson y Eric Bell.

The Outlaw (visita su blog)

2 comentarios:

  1. Discazo, para recordar al viejo y desaparecido Lynnot

    ResponderEliminar
  2. en realidad ellos no se iban a separar , estaba en la absoluta bancarrota, la gira comenzó con poco público… y el mánager de Thin Lizzy tuvo la genial idea de filtrar la información de que esa sería la última gira de la banda, que se separaban para siempre,{cosa que era mentira} La idea era conseguir el dinero suficiente para liquidar las deudas que asfixiaban a Thin Lizzy. el problema era que aunque no se querian separar,habian contado una mentira tan grande, que no querian decepcionar al publico de thin lizzy,y por no reconocer la verdad se separaron,y quedo este disco como ultimo recuerdo de ellos

    ResponderEliminar