martes, 22 de marzo de 2016

Crónica de Vintage Trouble - 19/03/2016, Lollapalooza, Buenos Aires (Argentina)



por Tony Soulman
del blog Escuchate esto!


Debemos estar de acuerdo en una cosa: bandas como esta no se ven todos los días. Hace ya unos 3 años los descubrí en youtube en vivo en Jolls Holland y me dije "A la mierda! Y estos salvajes de dónde salieron?" Desde ese entonces, muero de ganas por ver a Vintage Trouble. Pero si te ponés a pensarlo detenidamente, las ganas de ver en vivo a una banda como esta, vienen desde antes. Desde aquella vez que descubrí cosas como James Brown, Otis Redding, Sam & Dave o Wilson Pickett. Por suerte, a alguien se le ocurrió traer a Vintage Trouble al Lollapalooza Argentina y me hizo pensar en que no necesito una máquina del tiempo para ver un show explosivo.




Es muy poca la gente que hay en el escenario principal 2. Claro, son las 2.15 de la tarde y todavía falta mucho para que toque Gallager, o Florence and the Machine. De repente, empieza a sonar "Hound Dog" en la versión de Big Mama Thorton, así comienza el show de Vintage Trouble. Cuatro locos de traje salen al escenario, se arengan entre ellos, realizan una pequeñísima prueba de micrófonos y arrancan con todo: "High Times". Ya está, con eso alcanza para saber cómo será el show: intenso, eléctrico, percusivo, a los gritos, a los saltos, y a cantar todos. El cantante Ty Taylor se encargará de que aquello de "pregunta y respuesta" sea una constante con el público. Enganchan con su primer hit, "Blues Hand me Down" guiados por la batería primitiva y salvaje de Richard Danielson y ese riff tan potente (y tan Zeppelin). En menos de 10 minutos la cantidad de público ya se triplicó. No seguiré con la crónica tema por tema, porque es aburrida. Solo mencionaré algunos de las canciones que pasaron: "You better Belive It", "Nancy Lee", "Total Strangers", "Pelvis Pusher", "Nobody told me", con Facundo Monty como cantante invitado. El final llegó con "Run Like the River", donde todos miran a Ty Taylor nadar entre el los brazos del público, pero deberíamos prestarle un poco mas de atención al slide asesino de Nalle Colt. El final es con "Strike Your ligth", donde se hace evidente la influencia de Stevie Ray Vaughan en Colt.

"Olé, olé olé olé, Vintaaage, Vintaaaage". Está hecho, el público argentino se enamoró de Vintage Trouble. Bajan del escenario, recorren la pasarela central saludando a la gente. Ojalá se hayan enamorado ellos también de Buenos Aires y vuelvan más seguido. Si se los cruzan en cualquier parte del mundo, no lo duden y vayan a verlos, no se van a arrepentir!



Por Tony Soulman (del blog Escuchate esto!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada