martes, 29 de marzo de 2016

La alargada sombra de Billy Preston - Toda una vida detrás de los teclados


por Tony Soulman





¿Qué opinarían de alguien que tuvo la oportunidad de tocar junto a estrella de la talla de Nat King Cole, Sam Cooke, Ray Charles, The Beatles, The Rolling Stones, Michael Jackson, Eric Clapton, Aretha Franklin, Red Hot Chilli Peppers... todo en una sola vida? Pues Billy Preston lo hizo. Preston comenzó a tocar el piano sentado en el regazo de su madre a la edad de tres años, siendo considerado al poco tiempo como un niño prodigio. A los diez ya participaba en las bandas de los cantantes de gospel Mahalia Jackson y James Cleveland y a los 11 hizo su primera aparición en televisión cantando y tocando a dúo con el gran Nat King Cole el clásico Blueberry Hill.




En los sesenta, participó del disco de Sam Cooke “Nigth Beat” y grabó junto a Little Richard y The Everly Brothers. En 1965 comenzó su carrera como solista con el álbum “The Most Exciting Organ Ever”. Preston fue el “protégé” o ahijado artístico de Ray Charles desde su adolescencia, aunque recién en 1965 empezaron a trabajar juntos de manera formal y profesional. Entre el 1966 y el 1968, Billy Preston se unió al grupo de Ray Charles en una serie de giras por Estados Unidos y Europa. Mientras Ray se encargaba del piano, el wurlitzer y la voz principal, Billy se encargaba del Hammond B3 y algo más… sino, miren este show en vivo en TV de 1965 interpretando "Agent Doble 0 Soul".




En  el año1968 Billy Preston llegó a tocar con los Beatles llevado por su amigo Geroge Harrison. Se lo conoce en la historia de la música como el “Quinto Beatle”, siendo el único músico cuyo nombre fue incluido en los créditos de los discos "Abbey Road" y "Let It Be", aunque también tocó en "White Album". Poco antes del final de la carrera de los Beatles, Lennon propuso incluir a Preston como miembro estable, encontrando una férrea oposición de parte de McCartney. También trabajó con los miembros de los Beatles en forma solista: con John Lennon en "Plastic Ono Band", con Ringo Starr en el simple "Oh My My" y con George Harrison siendo parte de su banda en varias giras. "Get Back" es una de las mas célebres colaboraciones de Billy Preston junto a The Beatles, que incluye un breve solo de piano eléctrico, grabada en el mítico último concierto en la terraza de Apple.




Billy Preston cruzó la calle y en 1971 grabó por primera vez junto a The Rolling Stones en su álbum "Sticky Fingers”. Siguió ligado a la banda hasta 1977, tanto en sus discos como en sus shows en vivo. Su participación fue sumando trascendencia hasta cantar y componer junto a Jagger y Richards. El tema “Melody” del disco "Black and Blue" (1976) aparece en los créditos como “inspiration by Billy Preston”. Una manera rara de ocultar que Preston compuso el tema, como confesó años más tarde Bill Wyman. Posteriormente continuaría trabajando en los proyectos solistas de los miembros de los Stones y en el álbum de 1997 "Bridges to Babylon".

Citamos un pasaje del libro “Life”, de Keith Richards donde el guitarrista cuenta el paso de Billy Preston por la banda.

"Billy nos dio un sonido diferente. Si escuchas los temas que hicimos con el, como "Melody", encajaba a la perfección. Pero durante las actuaciones con Billy, te dabas cuenta de que era alguien que iba a imprimir su propio sello en todo. Estaba acostumbrado a ser una estrella por derecho propio. Desde luego a Charlie le gustaba bastante el toque jazzístico, y lo cierto es que hicimos muchas cosas buenas juntos.

Como una muestra perfecta de cómo debe ser un solo de hammond en una balada soul, va el tema de los Stones “I got the blues” (1971) junto a Billy Preston.




Entre el '72 y el '75 lanzó una carrera solista interesante y la pegó con el instrumental "Outa-Space", que llegó en la época de mayor popularidad del sonido clavinet (y también de las pelucas afro). Los dos años siguientes le fue muy bien con "Will It Go Round in Circles" y "Nothing From Nothing". Todos estos tracks llegaron al tope de los charts y le reportaron premios Grammy. En 1974, compuso el gran éxito "You Are So Beautiful" para Joe Cocker.




En los años 80 y 90 su carrera se debatió entre algunos discos solistas sin mucha trascendencia, colaboraciones con gente como Aretha Franklin, Joe Cocker, Al Green, Ray Charles, Kenny Rogers, y algunas causas judiciales por drogas. Desde mi punto de vista, su gran vuelta es en 2001, con los excelentes álbums de Eric Clapton “Reptile”, “Me & Mr. Johnson” y su bonus “Sessions for Mr. Johnson” donde lo vemos como miembro estable de la banda de Clatpon. Se podría decir que Clapton lo sacó del pozo.




A comienzos de 2004, salió de gira con los Funk Brothers y luego con Eric Clapton. En 2005, tocó el clavinet en la canción "Warlocks" del álbum "Stadium Arcadium" de Red Hot Chili Peppers y su última contribución sería a los álbumes "12 Songs" de Neil Diamond y a "The Road to Escondido", de Clapton y J.J. Cale. Todos estos discos fueron editados en 2006.




En noviembre de 2005 Preston entró en coma para finalmente morir el 6 de junio de 2006. Entre tantos organistas legendarios, Billy Preston dejó una marca muy grande en las teclas de la música negra. Billy Preston hizo del Hammond B3 su amigo inseparable y su estilo cambió la manera de tocar ese instrumento tan noble.


Tony Soulman (de Escuchate esto!).

1 comentario:

  1. Ya que has querido hacer un homenaje al músico definitivo, cómo es que dejas fuera sus dos discos en Apple categoría 5 estrellas That's The Way God Planned y Encouraging Words?????

    ResponderEliminar