viernes, 15 de abril de 2016

Rory Gallagher - Rory Gallagher (1971): Crítica del disco review


por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW


He aquí un disco de uno de los músicos más sinceros y auténticos de Irlanda: Rory Gallagher (con permiso del gran Phil Lynott). Un músico por el que siento una gran devoción y del que podría destacar casi toda su discografía.

En 1971 Rory Gallagher publicaba su primer disco en solitario tras la disolución de su primera banda, Taste, principalmente por problemas económicos. Parece ser que el representante de la banda les estafó con la recaudación de los conciertos y la venta de discos lo que provocó, comprensiblemente, fuertes discusiones entre los tres miembros del power trio. Tras la disolución de Taste, el irlandés decidió emprender una carrera en solitario con su hermano Donal Gallagher como manager, de tal manera que ambos tendrían control absoluto sobre la economía del grupo.





Con todo este panorama a su alrededor Rory, con tan solo 23 años, publicó su homónimo disco con unos temas y una interpretación de un nivel exquisito. En él encontramos una gran amalgama de estilos, fusionando el rock, con el blues, el jazz y algunos toques folk. Es un disco que continua con el sonido de Taste, donde también encontrábamos todas esta fusión de estilos, todo y que en su primer disco en solitario, Rory tira más hacia el blues.

Para la banda Rory contó con Wilgar Campbell a la batería y con Gerry McAvoy al bajo. Este último lo acompañaría durante toda su carrera. De nuevo Rory tocaba con un trio, la formación más básica para tocar blues-rock.



Es un disco donde ningún tema destaca por encima del resto, un disco que se degusta de principio a fin , sin interrupciones. Desde el inicio, con el eléctrico Laundromat , hasta el último tema jazzy , Can’t Believe It’s True (donde Gallagher toca el saxofón alto, la mandolina y la harmónica) no hay absolutamente nada de relleno. Todo feeling y elegancia, con unas composiciones de lo más variadas.

Una de las mejores muestras del sentimiento de Rory lo podemos encontrar en el tema For The Last Time, un medio tiempo con una melancólica línea vocal de Rory, marca de la casa, y con un sólo de guitarra in crescendo.





La bella e intimista foto de la portada ya nos deja claro que es un disco elegante y desnudo de florituras innecesarias . Rory se descubre ante nosotros y lo da todo. Como en I’m Not Surprised, donde su voz se ve acompañada únicamente por su slide y por el elegante piano del músico de estudio Vincent Crane.

Curiosamente la foto de la portada viene firmada por Hipgnosis, que nos tenían acostumbrados a portadas mucho más impactantes.

Así que acomodaos en vuestra butaca preferida, servíos un buen Whisky Irlandés (una cerveza Guinness también sirve) y degustad cada uno de los surcos de este gran disco. Y no olvidéis alzar vuestra copa en honor al bueno de Rory.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada