domingo, 3 de abril de 2016

Crítica de "Batman v. Superman: El amanecer de la justicia" (Zack Snyder, 2016): Film review



por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC



Decepción tan contundente como avisada. Numerosas eran las críticas negativas hacia la nueva película de Zack Snyder, aunque los fans la esperaban con ansia. Dos de los superhéroes más famosos y conocidos, con más seguidores en el mundo, enfrentándose a muerte gracias a la evolución de los efectos especiales.

Esta “Superman vs Batman: El amanecer de la justicia” es una cinta oscura, lo que es un minipunto para Batman, que plantea buenos e interesantes conflictos filosóficos e intelectuales que se echan por tierra por falta de inteligencia y desarrollo, terminando en un espectáculo chillón, ruidoso y vacuo… Dos horas y media que no sirven al director para sentar unas bases conceptuales bien desarrolladas. Una lástima.




Un barullo, un batiburrillo. Un notable Batman el encarnado por Affleck. Un Luthor, que más parece un Joker, pero donde Eisenberg se luce. Un Batman maduro que ha evolucionado, que se ha hecho conservador, y un Superman que, en ese aura de semidiós, se mantiene incólume e inamovible. Se ha visto la falta de evolución de Superman como un defecto, pero también es cierto que en este nuevo universo es un superhéroe más joven que no ha recibido impactos traumáticos que justifiquen un cambio, a toda cuenta de que se engarza este título con la anterior “El hombre de acero” (2013). En cualquier caso, queda la sensación de que se han centrado más en el Hombre Murciélago que en el Súper Hombre en este duelo entre el dios y el hombre, el día y la noche, el sol y la luna…




El retrato de Superman sigue desarrollando la idea de deidad y cómo la humanidad gestiona su presencia, aspectos que quedaron bien expuestos en “El hombre de acero” y que aquí suma ingredientes simbólicos, más o menos velados, de la tradición y simbología cristiana, como esa lanza que pretende ajusticiarle, de evidente paralelismo con la que mató a Cristo en la cruz, y la idea de resurrección.

Batman sería el agnóstico que encuentra la fe, en un desarrollo apresurado. Su naturaleza humana, por tanto inferior a Superman, le convierte en el héroe que se llevaría la empatía del público, por ser el supuestamente débil. Batman tiene menos escrúpulos, y un código moral bastante arbitrario e incoherente, quizá respondiendo a su continuo contacto con la corrupción; mientras que Superman (Henry Cavill) es de moral intachable, aspecto que puede ser usado como debilidad, más aún que la criptonita.




Sobre los debates que versan sobre quién ganaría realmente un duelo entre ambos, mejor no entrar y que se peguen los fans de uno y otro. En los cómics tenemos de todo, aunque por lo que he explorado, es Superman el que logra victorias más contundentes, mientras que Batman tiene victorias más modestas o que sólo logran retrasar lo inevitable… En cualquier caso, no sé para qué tanto lío, si en el fondo son amiguetes; y no hay nada que le guste más a un par de amigos de juerga que vacilarse, pelearse un poco, demostrar testosterona y luego reconciliarse con unas copas… ¡Como en “El hombre tranquilo” (John Ford, 1952)!

Dispersa e incoherente, con comportamientos arbitrarios y cambiantes en sus personajes, sin sentido ni rigor, donde no se entienden determinadas actitudes ni complacencias repentinas con enemigos…




No se entienden o resultan superficiales y mal justificadas las motivaciones de los personajes, donde sus actitudes en muchos casos resultan absurdas y donde la resolución de casi todas las situaciones y duelos, de acción o no, siempre se acaban decantando por la peor opción.

Zack Snyder parece ansiar convertirse en un Michael Bay con ínfulas, aspiración que me deja perplejo. Si su “El hombre de acero” (2013) tenía un clímax tan estrafalario como excesivo, aquí que regodea en ello, pero de noche y con muchas lucecitas.




Todo es embarullado en su dirección y en las escenas de acción, con esa cámara inestable que nunca parece querer centrarse en algo para que lo veamos con claridad, con una velocidad espasmódica en el interior del encuadre que impide deleitarse con la acción, con un montaje confuso y desastrado… Snyder no deja que se aprecie nada con claridad con tanto colorcito, movimiento de cámara lejano, explosión y celeridad. Es pura orgía de la confusión y el atropello.

Lo curioso es que no empieza mal, aunque Snyder sea un narrador mediocre, insertando escenas sin ton ni son y cambios repentinos en las decisiones de los personajes sin elaboración alguna. Lo mejor es el buen desarrollo de ese Batman maduro y testarudo, que da la mano a los justicieros ochenteros sin remilgos.




Eso sí, ya da un poco de pereza ver el trauma de Batman con la muerte de sus padres. Snyder parece querer adentrarse en algo que Nolan ya desarrolló con muchísima inteligencia y brillantez y que conocemos de memoria, con lo que se hace pesado.

La película sirve de introducción, de manera algo forzada, a lo que será “La liga de la justicia”, dando especial protagonismo a Wonder Woman, que interpreta aquí Gal Gadot.

Es una película escandalosa, caótica, hortera, desestructurada… Sin rigor. Tiene sus alicientes, ya que entretiene y siendo una cinta larga no se hace muy pesada, de igual forma que se beneficia del carisma de sus iconos, que ya lo traen de serie, pero en cuanto a lo que debe poner la película para rendirnos deja bastante que desear.

Jorge García (de CINEMELODIC)

5 comentarios:

  1. lo que mas me rebienta es siempre la poca imaginacion de los guionistas.....siempre mostrando la escena de los padres muertos,en un atraco?de verdad que no hay mas imaginacion de guion?preguntare siempre lo mismo...las peliculas las hacen hasta los 15 años de edad?
    apesta nuevas versiones sin sentido......
    quien ganria en una batalla entre superman y batman.?esta claro que superman...batman es mortal-.....tomadura de pelo,y otro pelicula como star wars,que con 2 cojones hacen lom que quieren pero que con una buena publicidad se sacan la inversion faltando el respeto a los que amamos el cine.
    lo dicho.....si tienes hasta 15 años te mola ,el resto es una tomadera de pelo de hollywood.....gracias a dios existe internet para no pagar una entrada pora ver una bazofia,saca dinero,de la que sigo diciendo que les sobran huevos para reirse del personal.
    peliculA APESTOSA y ben affleck despues de esto espero que no haga mas de batman

    ResponderEliminar
  2. A mí me pareció un desperdicio de película... Algo que buen llevado podría haber sido totalmente épico, está tan mal hilado y dirigido que se hace a ratos aburrida y a otros incomprensible (como leches sabe Lex dónde hay una nave, como usarla, como "crear" un monstruo con su sangre (!), y para que coño lo crea en primer lugar si en teoría se iba a encargar de que Batman matarlo?)
    Ben Affleck me gusto como Batman, y lo que plantea es una cuestión que podría ser interesante. Si hay un sentido que potencialmente puede destruir todo el planeta y yo soy probablemente el único humano con capacidad de pararle los pies, tengo la responsabilidad moral de hacer algo? (Luego da una pequeña patada a la lógica cuando salta diciendo que si hay una mínima posibilidad de que sea malo, habrá que tomar como una certeza absoluta que hay que destruirle, que me parece como menos muy fundamentalista. Todo ser vivo puede potencialmente ser malo o destructivo. Por esa regla de tres todos deberíamos de ser exterminados para evitar mayores males...)
    Superman me parece que está muy desaprovechado. Tanto en su proceso de duda sobre cuál es el camino a seguir en un mundo que no le acepta del todo, su relación con Lois, su nueva vida como periodista... Yo me quede con ganas de más después del Hombre de acero, con ganas de menos mesianismos y destrucciones de ciudades, y más con planteamientos de qué pasaría si hubiera un ser así en un mundo como el de hoy.
    Wonder Woman me gusto bastante y me quede con ganas de verla mas, la verdad.
    Lex me parece un niñato-jockerwannabe que me hartó bastante rápido.
    Pero lo más decepcionante fue el desaprovechamiento de la oportunidad. Que con un buen reparto (aunque sea discutible), la pasta y el material original de los cómics, se hiciera un guión con tantos agujeros y se dejara en las manos de Zac Snyder, que quiere hacer todo tan Espectacular que se pierde el mismo sin darse cuenta de que le falta el contenido.
    Miedo me da la Liga de la Justicia, la verdad. A ver qué lía, porque parece que recuperar el dinero en taquilla le hace sentirse revalidado, lo que sería una pena de ser así.
    En fin, que menudo rollo te he dejado... Pero es que tenía muchas espectativas y salí muy desinflada del cine...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás en lo cierto, Blanca. La moral de Batman es cuestionable y contradictoria: Está mal que Superman mate, pero si mato yo es guay...

      Efectivamente a Superman le falta desarrollo, mantiene lo que hizo en su película individual, centrándose mucho más en Batman.

      Si sigue este director lo mejor es ponerse ne lo peor, por si hay sorpresa disfrutarlo más.

      El guión es horroroso, repleto de incoherencias, cosas cogidas por los pelos y comportamientos arbitrarios...

      Como bien dices, una oportunidad perdida, porque como personajes lo tienen todo.

      Eliminar
  3. la disfruté mucho!!! así que no puedo no ser fan de esta desmedida, ambiciosa, fallida pero espectacular en todas sus formas película.... y es Batman y Superman gente, eso además suma....

    y Affleck?? después de bardearlo capaz que sale el mejor Batman de todos ja.... saludos... (y la vi dos veces en el cine!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras te haya gustado, lo demás... Jejejeje. Un saludo.

      Eliminar