domingo, 16 de octubre de 2016

Crítica de "Seducción Mortal" (Jonathan Levine, 2006)



by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)





Aunque me aparte un poco de la crítica de la cinta, debo deciros que All the boys love Mandy Lane (su título original) es paralelamente el retrato desalentador de una juventud adinerada con acceso a cocaína, marihuana y alcohol sin otra meta que la de follarse los unos a los otros. En el otro lado deben estar los jóvenes sin dinero, sin cultura, sin objetivos, que viven en barrios azotados por la violencia cuyo futuro más probable es morir en el seno de una banda o a manos de ellas. Y en este mundo globalizado en que modas y comportamientos sociales se propagan a la velocidad de la luz, me pregunto si hay tanta diferencia entre esos chicos y nuestros hijos y me da miedo pensar lo difícil que debe ser mantenerse en equilibrio sin inclinarse a un lado o a otro del filo de la adolescencia. Pero dejemos las paranoias de padre de preadolescente y volvamos a la cinta.






Un día, Red –uno de los porreros del instituto- invita a Mandy a su rancho. La idea es dar allí una inolvidable fiesta de fin de curso, nada más y nada menos que tres tíos y tres bomboncitos ¿alguien duda de cual es el objetivo de la fiesta? Pero la aventura va a resultar menos divertida de lo que piensan todos y las muertes van a comenzar a sucederse. Lo dicho, poco original pero algo diferente a las cintas de adolescentes de bajo presupuesto a las que estamos acostumbrados. Miradla.

Visita el blog de King Piltrafilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada