martes, 18 de octubre de 2016

Alice Cooper - Greatest Hits (1974): Crítica review



por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW




Tengo que confesaros que a principios de los 90s yo sólo conocía un par de discos de Alice Cooper: "Trash" y "Hey! Stoopid". Las revistas musicales de la época, algún programa de radio y lo que te iban dejando los amigos, eran los medios para conseguir y descubrir material de los diferentes grupos. Con mis escasos recursos económicos me pasaba por las barcelonesas tiendas de discos del Carrer Tallers y Carrer Pelai con la intención de encontrar buenas ofertas para aumentar mi lista de discos. En cuanto di con este recopilatorio de la Alice Cooper Band no me lo pensé dos veces.



Nunca he sido un gran fan de los discos recopilatorios, pero en esa época era una de las mejores maneras de adentrarse en un grupo, sobre todo si éste tenía una larga trayectoria.

Este Greatest Hits recoge algunos de los mejores y más emblemáticos temas de los cinco primeros discos de la Alice Cooper Band editados por Warner y producidos por el sexto miembro del grupo, Bob Ezrin. Tras la publicación de Billion Dollar Babies (1973) las desavenencias en el seno del grupo cada vez eran más fuertes. Viéndose venir el percal Warner decidió editar una recopilación con algunos de los mejores temas de la banda por si acaso el negocio se les iba al traste. Efectivamente la Alice Cooper Band se disolvió y, a partir de este recopilatorio, Alice Cooper siguió en solitario editando en 1974 uno de sus discos más emblemáticos: Welcome To My Nightmare.




El dibujo de la portada de este Greatest Hits es una verdadera maravilla y fue, sin duda, uno de los factores por los que me decidí a comprar el disco. Una ilustración donde se muestra al grupo en un Chicago años 30, cuales mafiosos salidos de un film noir de James Cagney, rodeados de estrellas del cine de los años 50 y 60. Así encontramos junto a la Alice Cooper Band a Edward G.Robinson, Clark Gable, Humphrey Bogart, Marilyn Monroe, Groucho Marx, Peter Lorre... En definitiva todos los héroes de Alice Cooper y su banda. El dibujo es obra de Drew Struzan, autor de innumerables pósters de grandes películas de los años 80s tales como Indiana Jones, Star Wars o Regreso al futuro. Todo un lujo de ilustración para degustar mientras suenan los grandes himnos de una banda que, a mediados de los 70s, fueron bigger than life.





Aún recuerdo el día que cumplí los 18 años e hice sonar unas cuantas veces el I’m Eighteen de este vinilo a todo volumen. Para un adolescente que cumplía 18 años era imposible no identificarse con un tema como éste (“I’m eighteen and I don’t Know what I want/ “I’m a boy and I’m a man/ I’m eighteen and I like it”). No me extraña que se ganasen a todos aquellos teenagers de la época, hartos de las consignas hippies de finales de los 60s.

Under My Wheels es un rock’n’roll a lo Stones, pero con ese toque sucio del sonido Detroit, del que la Alice Cooper Band son, en parte, grandes precursores.




Desperado es un tema ideal para un western crepuscular, con una Alice Cooper a lo Jim Morrison. No en vano ha declarado en más de una ocasión que este tema está dedicado al malogrado cantante de The Doors. La chulesca Be My Lover contiene una de las letras más divertidas de Michael Bruce (Told her that I came from Detroit City /And I played guitar in a long haired rock and roll band/ She asked me why the singer's name was Alice/ I said 'listen baby, you really wouldn't understand').

Y qué decir de School’s Out, que empieza con un demoledor riff. Es el tema idóneo para empezar las vacaciones de verano. Un gran himno de pura rebeldía juvenil y adolescente, que siempre quedará ligada a sinónimo de libertad.




No hay ni un sólo tema desechable, y es un perfecto ejemplo de lo que fue la Alice Cooper Band, todo y que, como siempre pasa con las recopilaciones, mi elección de temas hubiese sido diferente (imperdonable dejar fuera Black JuJu). Eso no impide descubrir a una gran banda a través de temas como No More Mr.Nice Guy, la siempre polémica Billion Dollar Babies, Elected o Muscle Of Love.

Con este recopilatorio descubrí al verdadero Alice Cooper y me sirvió de guía para, poco a poco, ir accediendo a toda su discografía. Aun de vez en cuando pincho este vinilo y me sumerjo en su universo. Imagino al malvado Alice y compañía comportándose como unos verdaderos outlaws en plena ley seca.

Visita el blog The Outlaw

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada