miércoles, 12 de octubre de 2016

ZZ Top - Live Greatest Hits From Around The World (2016): Crítica review



por Alberto Iniesta (@A_Maqueda_8)
del blog Discos




Parece mentira que en pleno 2016 haya salido el primer álbum en vivo de los ZZ Top, a los que les contempla ya una trayectoria que cada vez más comienza a coquetear con el medio siglo ya de duración (y que cumplan muchos más). Llegados a este punto, cualquier lanzamiento del grupo es bienvenido. Y un disco en directo ya tocaba, aunque por el hecho de haber salido en 2016 la repercusión que tiene el álbum se minimiza a gran escala, es inevitable. Basta con ver el escaso o nulo reconocimiento que han tenido los discos de Motörhead de este siglo, como ese tremendo artefacto llamado Aftershock, o sin ir más lejos el hasta ahora último trabajo de ZZ Top en estudio, La Futura, un excelente LP del que sin embargo no se incluye ningún tema en este directo. En ese sentido el trío opta por temas clásicos de su discografía, apostando por lo seguro.




Discutir qué temas sí y que temas no entran en un disco como este es tarea complicada. No obstante, Billy Gibbons se refiere a este disco como el verdadero documento en vivo de la banda. Lo cierto es que dejando a un lado las diferencias de que este disco haya salido este año y otros directos vieran la luz allá por los 70 y 80 y teniendo en cuenta solo lo estrictamente musical, este trabajo no se codea con los mejores discos en vivo de la historia. Tiene buenos momentos de rock, faltaría más, pero no deja de ser eso: un buen disco. Cabe preguntarse si una banda como ZZ Top no merece un disco en vivo a la altura de lo que son: una de las grandes bandas que nos ha dado el rock. Pero antes, play!




El inicio es deslumbrante con Got Me Under Preassure, una de las más logradas del disco, que se presenta como una buena guía de lo que nos vamos a encontrar: una deliciosa receta de rock and roll con toques de rock duro y aroma de blues demasiado encorsetada, eso sí. Beer Drinkers And Hell Raisers, tema que versionaron allá por 1980 Lemmy y los suyos, respeta quizá en exceso las pautas marcadas en la versión de estudio, lo que nos da una de las claves por las que el disco no es brillante y se queda en bueno: hay una sensación de rigidez, de falta de libertad a la hora de ejecutar cada tema que invita a pensar que la intención final es simplemente cumplir, sensación que se matiza aunque no desaparezca del todo con la presencia de Jeff Beck en Rough Boy, con unos solos más correctos que virtuosos.




Pero entonces llega La Grange con ese riff imperecedero que es toda una declaración de intenciones: más de cuarenta años después, los tres miembros del grupo (que siguen siendo los mismos, muy pocos grupos pueden decirlo) anuncian que nada va a cambiar. Suena Gimme All Your Lovin, grabada en su tierra, Houston, y no puedes evitar agarrar unas baquetas imaginarias para aporrear el aire en ese inicio tan característico. Tush mantiene el nivel aunque nuevamente se echa en falta algo que rompa un poco los esquemas, un poco de frescura. En ese sentido, el final con Sixteen Tons de nuevo con Jeff Beck te deja con ganas de algo más. Quizá quince canciones son pocas para tantos años de un grupo como ZZ Top. En cualquier caso es preferible quedarse con los buenos momentos de un disco que, aunque no se vaya a convertir en un clásico, es entretenido y gustará sin duda a todo aquel que busque un poco de rock and roll añejo que llevarse a los oídos. Y es que a pesar de todo, son los ZZ Top. Qué menos que disfrutarles mientras nos duren.











Visita el blog Discos

2 comentarios:

  1. en el 2008 ,salió el live from texas con la doscografica EAGLE,y el live in germany 1980,con la misma discográfica...lo que pasa que salieron en dvd tambien y quizas desconocias que salieron como CD,saludos amigo

    ResponderEliminar
  2. Cojonudo apunte, pensaba que solo habían salido en dvd. Saludos!

    ResponderEliminar