jueves, 6 de octubre de 2016

Crítica de "White Zombie" (Victor Halperin, 1932): Film review


por Möbius el Crononauta



White Zombie es una película de culto dentro del género de terror típico del viejo Hollywood, reformula la vieja historia de amores truncados, seres diabólicamente perversos, envidias y celos en una película de zombies ambientada en Haití. White Zombie, aparte de dar nombre a una de las mejores bandas de rock de los 90 es, ante todo, una oda al amor.




Y es que poco pueden imaginar lo que les espera cuando Neil y Madeleine, una joven pareja de prometidos, cuando Monsieur Beaumont les convence para celebrar la boda en su plantación. Pero dicha invitación oculta un plan mezquino de Beaumont para quedarse con Madeleine, y para ello pedirá ayuda a Legendre, un mefistofélico ser con extraños poderes que usa un extraño ejército de esclavos para mantener su molino.




Rodada en los estudios RKO-Pathé y los estudios de la Universal, White Zombie constituía un paso más allá en la evolución del cine de terror. A pesar de su humilde presupuesto, La legión de los hombres sin alma, como se conoció por aquí, era una cinta que se desmarcaba de los grandes títulos de la Universal, dejando de lado los mitos literarios al tiempo que creaba una historia propia, una trama con extraños seres, los zombies. Hay que pensar que en aquellos días los espectadores no estaban tan familiarizados con el tema como ahora, con lo que White Zombie debió de resultar toda una novedad.




Sin contar con los recursos de Drácula ni llegando a alcanzar sus niveles de calidad técnica, la película cuenta con una buena escena inicial e interesantes juegos de luces y sombras. La interpretación de los actores por lo general, no pasa de ser correcta. Y es que, sin ser ni mucho menos un mal film, la gran atracción de White Zombie es Bela Lugosi.




En esta película lleva su oscura figura malvada más allá, profundizando en gestos y miradas, incidiendo en su ritmo pausado y jugando con los silencios. El famoso gesto de los puños cerrados, al que Tim Burton hiciera un divertido guiño en Ed Wood, es una de las patentes reconocidas del film. A medio camino entre lo tétrico y lo pícaro, el Legendre de Lugosi es sin duda uno de los malvados por excelencia del género del terror.

Visita el blog La cinta de Moebius

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada