lunes, 24 de octubre de 2016

Epica - The Holographic Principle (2016): Crítica del disco review


por Marco Antón (@Antoncastle66)




Entre las bandas referentes del Power Metal y el metal sinfónico se encuentran los holandeses de Epica, quienes se han hecho de un nombre a lo largo de los años de carrera para sorpresa de muchos quienes lo veían como una banda que no aportaría nada o no permanecería muchos años en la escena desde su aparición allá por el año 2002. La legión de seguidores alrededor del mundo ha rendido frutos debido a que la banda por fin logró publicar su nuevo material, el cual era esperado con ansias desde que comenzaron los rumores sobre el nuevo disco con sus 14 años de carrera en el camino.



Este álbum contiene 12 canciones que se encuentran en la línea clásica de la banda con este su séptimo disco de su historia musical. Salió el 30 de septiembre a través de la Nuclear Blast quien desde los principios de la banda ha apostado por la agrupación. Dos años han pasado desde el grandioso álbum “Quantum Enigma” (2014) para que pudiera ver este trabajo y uno desde la publicación de su laureado DVD titulado “Retrospect”. Estos trabajos permitieron mantener ocupados a sus seguidores quienes deseaban con ansias su nuevo disco. De nuevo el tándem Simone Simmons en la voz y Mark Jansen (voz gutural y guitarras) en las letras de las canciones así como los arreglos, incluidos las partes orquestales, ha logrado que conozcamos nuevos clásicos de la agrupación así como del metal sinfónico. Por supuesto que de igual manera debemos reconocer el aporte del tecladista Coen Janssen así como del resto de la agrupación, Ariën van Weesenbeek en la batería y voz gutural, Isaac Delahaye en las guitarra y coros, así como Rob van der Loo en el bajo.




Me han gustado los singles publicados por la banda “Edge Of The blade” y “Universal Dead Squad” que vuelven a retratar musicalmente el espíritu y esencia de la banda, es decir las melodías insertadas en medio de potentes riffs de guitarras y una batería que no parece descansar. Sin embargo, debo reconocer que el primer track del disco titulado “Eidola” también logra atraparte con ese sonido que nos tiene familiarizado la banda. Simone Simmons parece que ha superado sus problemas de voz; la soprano se luce bastante con sus tonos de voz en las notas altas. Grandes partes orquestales e instrumentales apoyadas por las guitarras y teclados a cargo de la composición que nos ofrece Mark Jansen quien se ha esforzado bastante por mantener el alto nivel de su grupo en cada uno de sus discos. Que decir de “Divide and Conquer” una pieza de mucha velocidad como el mejor Power Metal manda en la cual nos demuestran que cuando es hora de meterle potencia al sonido y ritmo son grandes instrumentistas, una de esas canciones para recibir con el puño en alto en los conciertos de la banda, seguramente será un clásico del subgénero.




Vaya pedazo de composición es “Beyond The Matrix” con esos pasajes e interludios instrumentales para que se luzcan instrumentos como el bajo o los teclados en la mayor parte de la canción, nos demuestran que la creatividad todavía permanece en los líderes de la agrupación, es un gusto seguir escuchando la mitad del disco y no han bajado ni un ápice la calidad de las canciones ni siquiera aparece la monotonía en el sonido, por lo que podemos decir que han superado el estándar que supuso su disco del 2014.

Tenemos una banda madura con mucha experiencia en el estudio y en los festivales alrededor del mundo. Por lógica era de esperarse que nos ofrecieran un grandioso álbum en su séptima producción, uno de los mejores discos del metal en este 2016 por todos los detalles de calidad de principio a fin (desde la bonita y enigmática portada, uff ya me imagino como se vería en el formato vinilo), no se le ven fisuras a pesar de que muchos han opinado que es más de los mismo ofrecido por la banda en lo personal sólo manifiesto que siguen con su sello personal y eso es un gusto para quienes los han escuchado por años como a los nuevos seguidores. No se diga más, debes de hacerte de una copia de este trabajo titulado “The Holographic Principle” el cual (no me dejarán mentir muchos periodistas y críticos especializados en estos ámbitos) será uno de los referentes de este año con el paso del tiempo. ¿No me creen? Escuchen la canción homónima del disco con una duración de un poco más de los 11 minutos para que se den cuenta de lo que hablo. Los Epica se han apuntado un éxito más en su grandiosa carrera.







ZR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada