domingo, 2 de octubre de 2016

Crítica de Cazafantasmas (Paul Feig, 2016): Ghostbusters film review



por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC



Paul Feig es uno de los destacados directores de comedia de la actualidad. Fogueado en numerosas series de televisión ha cosechado varios éxitos en la pantalla grande, por lo que no parecía un director especialmente inadecuado para acometer el innecesario y sorprendente remake de “Cazafantasmas”.

Sorprendente e innecesario porque cuando vi que se iba a estrenar y con elenco femenino pensé que era una broma, de regular gusto.



Tras la simpática “Espías” (2015) esperaba al menos, quitándome con denuedo y mucho esfuerzo todos los prejuicios posibles, que hubiera algunas buenas bromas, pero lo cierto es que aunque hay algún momento divertido, algún diálogo graciosillo, el humor no funciona e incluso las bromas que se pretendían destacadas lucen mucho más en el tráiler que una vez vistas en la película…

Ciertamente el remake es respetuoso, hasta el punto que parece más un homenaje que otra cosa. Se dan cita todos los actores de la original en pequeños cameos, desde el gran Bill Murray, pasando por Dan Aykroyd, Ernie Hudson y Sigourney Weaver. Harold Ramis, fallecido en 2014 y al que se dedica la película, aparece en forma de busto en una escena en la universidad.




También aparecen viejos conocidos con su traje digital de fantasma, para que no falte nadie. Y conocidos escenarios. Y vestuarios. Y artilugios que los amantes de la original bien disfrutarán, que aquí se ampliarán y modernizarán.

La cinta tiene la misma estructura que la original, con escena fantasmal inicial, presentación de las heroínas (que pretende ser graciosa pero no funciona, especialmente si las comparamos con las de la original), sucesión de casos con un villano acomplejado, amargado y solitario, y clímax con mega fantasma…




Aquí también tenemos a un grupo de humoristas dispuesto a cazar fantasmas, cuatro chichas en este caso, pero con la misma cuota de raza negra, Leslie Jones. El cuarteto lo completan la siempre divertida Melissa McCarthy, Kristen Wiig y Kate McKinnon.

El gran problema es que la originalidad acabó con la original, por lo que aquí se recurre a una desesperada búsqueda de la gracia y la comedia, que en la de 1984 llegaba con absoluta naturalidad.
Uno de los fundamentos de humor son las digresiones en forma de incontenible verborrea, que no termina por funcionar en casi ningún momento. Es evidente que en esa desesperada búsqueda algún chistecillo bueno hay, pero son gotas en un océano.




Es por ello, que cuando llega una escena pretendidamente dramática, o algo parecido, no te la crees ni funciona, porque estás esperando el (mal) chiste o la (forzada) broma.

Curiosamente, un punto a favor en esto del humor, lo tenemos con Chris Hemsworth, nuestro amigo “Thor”, que demuestra una estupenda vis cómica y capacidad autoparódica. Mención especial a su baile en los títulos de crédito.

El guión es deslavazado e incoherente, con actos y hechos arbitrarios y un rigor nulo con su propia mitología. También veremos a militares con sus armas apuntando a los fantasmas… Sí.




Es sumamente infantil, simplista, poco creativa, quedando muy lejos de la original. Se ve fácil y es entusiasta, se agradece que no haya lío amoroso, pero no funciona a ningún nivel, ni siquiera en su exagerada pirotecnia. No llega a ser una decepción porque en el fondo esperaba poco, a pesar de mis esfuerzos por eliminar prejuicios. Muy floja.

También luce palmito Andy García. Ivan Reitman es productor y Dan Aykroyd productor ejecutivo…

Visita el blog CINEMELODIC

2 comentarios:

  1. la vi con un sobrino de 10 años,y el chaval se lo paso bien....somos demasiado viejos para estas pelis?...aunque me vi la original otra vez ,tambien pasé mucho de ella ...no me gustó como cuando era CHAVAL...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible! Es normal, los intereses cambian, pero si el chaval lo pasó bien, ya es suficiente!

      Eliminar