domingo, 18 de diciembre de 2016

Crítica de la película Cleaner (Renny Harlin, 2007): Film review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




Cleaner es una especie de thriller protagonizado por la guapa Eva Mendes –aún no consigo verla como una buena actriz, para mi sigue siendo una cara y un cuerpo bonitos, lo siento- y el efectivo Samuel L. Jackson. La película nos cuenta la historia de Tom Cutler, maniático de la limpieza y la pulcritud, hombre metódico, ex-policía, viudo y dueño de una empresa de limpieza de escenarios de crimen -genial la explicación sobre su trabajo que hace al inicio de la cinta- y accidentes varios. Un día se dirige a una mansión. Ha recibido un encargo y una vez allí limpia concienzudamente todo rastro del crimen que parece haberse cometido en el salón. 


Sin embargo, cuando un día después regresa para devolver la llave que por error se quedó en su bolsillo, se encuentra con la dueña de la casa que se extraña por su visita e insiste en que en ni en su hogar ha pasado nada ni ella ha pedido servicio alguno de limpieza. Cutler se marcha de allí con la sospecha de que alguien le ha jugado una mala pasada pero cuando se entera de que el marido de la mujer con la que habló ha desaparecido y que estaba relacionado con un caso de corrupción policial, no le queda ninguna duda de que se han valido de él para ocultar las pruebas de un asesinato haciéndole partícipe de un delito.






En resumen, Cleaner es una cinta distraída en la que hay un trabajo interpretativo más que bueno por parte de la pareja Jackson/Harris -pero en la que se echa de menos una mayor profundidad en la creación del resto de personajes- con un desenlace que aunque no sorprende en el aspecto de los culpables –se ven venir de lejos- sí lo hace en los motivos del crimen, aunque deja la historia algo coja e incompleta. Recomendada cinta de intriga para pasar un rato agradable –que comienza muy bien y pierde fuelle conforme avanza- a la que sin embargo le ha faltado un pelín para ser considerada una buena película policíaca. Es decir, que me ha gustado, pero no mata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario