miércoles, 14 de diciembre de 2016

Platero y tú - A Pelo (1996): Crítica review


por Alberto Iniesta (@A_Maqueda_8)
del blog Discos




Hace veinte años ya, salía este directo de uno de los grupos mejores y más queridos de nuestro panorama como son los Platero, es realmente un documento acojonante básicamente por dos razones: una de ellas, la honestidad que derrocha, esa que muchas veces se echa en falta cuando ya no sabes si lo que oyes es un álbum en directo o uno de estudio. Aquí lo que suena es lo que sonó en su momento en Bilbao, La Coruña y Madrid sin retoques ni aditivos. El título A Pelo le viene de lujo, y por si no quedara suficientemente claro ahí está la portada con la melena de Juantxu en plena acción. La otra razón se escucha en cuanto pones los dos cds y compruebas lo buenos que eran estos tipos en directo. La combinación de Fito y Uoho a las seis cuerdas es de lo mejor que le ha pasado a nuestro rock, y nos regalan una hora y cuarenta minutos de puro rocanrol que eleva a este disco a un puesto merecido en el pódium de los mejores LPs en directo de grupos españoles. Play!




En general, el nivel de los temas ofrece un resultado más que satisfactorio. Un ABC sin letras, tema acelerado de los más queridos entre el público, suena bestial. Ramón, uno de esos temas que los Platero dedicaban a sus amigos, tira de sentido del humor para contar la historia de Ramón y su mujerón, y suena verdaderamente arrolladora. Tras La Barra es otra dosis de energía de esas que sientan tan bien, y viene a poner letra y acordes a algo que todos hemos sentido alguna vez: odio a nuestro trabajo. Y esta canción es la mejor medicina. “Este maldito trabajo, voy a mandar a todos al carajo”. Voy A Acabar Borracho constituye una buena descripción de lo que eran los Platero: juerga, ebriedad, indiferencia por la gente, indecencia y trampas al mus, para convertirse en otro de los momentos que más corazones tocan. Juliette, otro himno que no necesita presentación, anima hasta al más depresivo con su historia de Juliette, o Andrés, o Inés, según toque. Sus pegadizos riffs se te meterán hasta dentro. Esa Chica Tan Cara es otro de esos temas en los que la comunión entre grupo y público es tal que no parece haber diferencia entre los dos. Llega el estribillo y es imposible no cantar a gritos “es mi vida, es mi sangre, es mi perdición. Es un vicio que huele a rock and roll”.




Ya No Existe La Vida es una de las canciones más existenciales de los Platero, con una letra que lo dice todo: “Unos hacen la guerra, y otros miran al cielo”. Llegados a este punto, llegamos a la cima del álbum con Hay Poco Rock ‘N’ Roll, Si Tú Te Vas y El Roce De Tu Cuerpo. La primera es una brillante adaptación del High Voltage de los AC/DC, donde las guitarras van poco a poco tomando el control para no dejarlo. La segunda es una explosión descontrolada de rock and roll que más tarde también usarían los Extremoduro para cerrar sus conciertos, con un diálogo a base de guitarrazos entre Uoho y Fito que sin duda alguna es el mejor momento del disco. Y El Roce De Tu Cuerpo suena como lo que es: un cañonazo que por mucho que pase el tiempo será insuperable. Dejando aparte esos tres momentos mayúsculos, también hay tiempo para (más) risas con Mari Madalenas, cuando el público canta Fito se hace pajas y el propio Fito lo introduce en el estribillo. Es lo que tienen los genios.




Al acabarse el segundo cd y pensando en lo cojonudo que ha sido todo, un posible pero es, como siempre, las canciones que no están y que podrían estar. A mí personalmente me gustaría haber podido oír en este disco Rompe Los Cristales, Maldita Mujer, Si La Tocas Otra Vez o Somos Los Platero, pero en estos casos es imposible quedar del todo satisfecho. Lo que sí se echa más en falta es que no haya ninguna canción con el Robe, y más sabiendo la amistad que les unía. En cualquier caso, disco que es historia viva del rock español, y así quedará por los Fitos de los Fitos, amén.


Hay Poco Rock ‘N’ Roll



Si Tú Te Vas



El Roce De Tu Cuerpo



Visita el blog Discos

No hay comentarios:

Publicar un comentario