jueves, 22 de diciembre de 2016

El grupo Pervy Perkin elige los 5 mejores discos de 2016



Los miembros de ese grupo revelación llamado Pervy Perkin, que este año han publicado el álbum ToTeM (ver detalles - crítica - entrevista), nos han querido dejar los cinco discos (uno por barba) que más les han molado de este 2016 que se nos va. Al grano...

TOP FIVE 2016


Dante The Samurai elige:

Jardin de la Croix – Circadia




Mi elección para disco top de este prolífico 2016 es sin duda Circadia, de los magníficos Jardin de la Croix. Los madrileños se han salido con este disco, es el que más me gusta de su discografía con diferencia, y por una razón muy básica y muy poco técnica o cuantificable: me llega, me emociona. Es uno de esos discos que los escuchas excitado, con expectación y con una sonrisa de oreja a oreja, sin poder contener la emoción. Esos son los discos que se merecen mi matrícula de honor. Circadia es un disco preciosista, con un estilo 100% Jardin de la Croix, con esos odd-times o esos tappings enrevesados e hipnotizantes del señor Ander Carballo. Mención aparte debe tener la batería de Israel Arias: maestro entre maestros. A nivel técnico su ejecución es brutal, y está llena de riffs y feels (dem feels) que redescubrir con muchas, muchas escuchas. Totalmente protagonista sin tapar el resto de instrumentos. Me encanta la producción general del disco. Tiene el clásico sonido Post Rock a lo Explosions in the sky que me encanta. Como músico la verdad es que aprecio mucho mucho el sonido de este disco, los instrumentos están equilibrados perfectamente (cosa que es más difícil de conseguir de lo que la gente se puede pensar) y puedes escuchar todos sin perder detalle en todo momento. Canciones como "Green Architect" o el single “Intermareals” son maravillosas. La inclusión de los pianos en el disco me parece un acierto soberano. Muy muy chulos, y han sabido encajarlos en el sonido Jardin perfectamente. Potentes, hipnotizantes, psicodélicos, ambientales… poco más se puede pedir a un disco que encima es instrumental. Si te mola el Post: escúchalo. Si te mola el Math, escúchalo. Si te mola el Prog, escúchalo. Si te mola la música, la buena música, pues…ya sabes!


Carly Pajarón elige:

Kase.O – El Círculo



Este año no he profundizado mucho en escuchar nueva música, es decir, sí, pero álbumes no sacados en 2016. Cosas en las que digamos he querido indagar y explorar de manera concienzuda.

No obstante, me quedo con dos discos que son Transcendence de Devin Townsend y El Círculo de Kase.O. Os voy a hablar de este último y del porqué es un disco tan importante y tan llamativo para mí estando totalmente alejado de nuestro estilo, aunque no tan alejado ciertamente.

Mi historia con el rap se remonta a principios de los dos miles con el ''Vicios y Virtudes'' de Violadores del Verso, que mi hermano mayor me pusiera esta canción cambió algo en mí y al igual que cuando escuché el rock o hard rock por primera vez, fue una evolución en mí bastante importante.

No soy el mayor amante del rap de mi familia ni mucho menos, pero al llegar ''El Círculo'' al reproductor de mi coche por puro fanatismo de mi segundo hermano, me he encontrado un disco con un halo muy personal de principio a fin, variado, 17 tracks con bases, letras y conceptos totalmente diferentes, tanto en aura como en producción. He podido disfrutar de un Kase.O personal, profundo y auténtico con un disco que se podría catalogar de conceptual, pues es el propio viaje de Kase.O a través de su vida, y al igual que con Devin que es mi máxima inspiración por quién es y lo que refleja, Javier Ibarra ha conseguido que con toda su trayectoria haya dado un paso más en el que el resto de humanos ha podido degustar un rap de calidad y jodidamente sincero, lo que para mí es lo más importante en cualquier artista, ser real.


Juan Tides elige:

Periphery III: Select Difficulty




Periphery es una de esas bandas a las que hay que hacerse a escuchar antes de poder juzgar, puesto que a primera vista puede parecer que sus canciones son un amasijo de riffs caóticos, gritos y voces limpias, beats contundentes repletos de fills imposibles y cambios repentinos entre lo descrito anteriormente y atmósferas en las que todas estas partes van a una para crear melodías sencillas y fácilmente reconocibles. Con cada nueva entrega construyen sobre su sonido, añadiendo nuevos elementos claramente identificables respecto a sus anteriores trabajos, si bien a veces esto va en detrimento del protagonismo de otros de los rasgos que los han hecho populares. En esta ocasión han decidido incluir elementos sinfónicos, con acompañamientos orquestados para ciertos motivos y transiciones entre temas, además de presentar mayor versatilidad en cuanto al estilo general del álbum de lo que estamos acostumbrados sus fans. Hay a quien le ha decepcionado esta nueva faceta de la banda, pero personalmente entiendo que quieran atreverse a cambiar la forma en la que presentan cada disco, aunque no me parezca el más interesante. Sin embargo, lo cierto es que para lo rápido que está creciendo la banda, siguen conservando resquicios de lo que les llevó a irrumpir en la escena del metal progresivo más técnico y alocado allá por 2010, y eso es de agradecer.



Alejandro Macho elige:

Enslaved – The Sleeping Gods - Thorn




De entre todos los lanzamientos de gran calidad que nos ha dado 2016, Enslaved nos ofrecen esta reedición de sus dos EPs de 2011 en formato LP. La verdad es que ha sido todo un acierto, puesto que alguno de los mejores temas de su discografía (en mi opinión) se encuentra aquí, y en cualquier caso esto consigue que no caigan en el olvido injustamente. Originalmente lanzados en una época entre Axioma Ethica Odini y Riitiir, dos auténticos mastodontes, cualquier EP quedaría ensombrecido y considerado como "un lanzamiento menor", pero ahora ha llegado su momento de gloria y muchos fans le darán la oportunidad que se merece a esta colección de temas geniales: canciones épicas, sentidas, momentos cañeros, también de calma... Enslaved siempre han hecho estilísticamente lo que les ha dado la gana, y aquí juegan con rock progresivo, electrónica, ambient, incluso reminiscencias a The Cure, todo ello con su inmortal esencia Viking Metal y Black Metal. Porque, no nos engañemos, pese a todo el prog que le quieran meter, estos tíos hacen BLACK, con todas las letras, y si escuchas a Enslaved y te gustan, no te queda más remedio que decir "¡Me gusta el Black Metal!"



Aks elige:

Radiohead - A Moon Shaped Pool



Mi álbum of the year es A Moon Shaped Pool, de Radiohead. No he escuchado suficientes discos de este año como para proclamar que es el mejor de todos, por eso reitero lo de "mío" (sospecho que, cuando escuche el de David Bowie, ese pasará a ser mi favorito, aunque hay tantos discos que yo qué sé). Bueno, al lío. Radiohead es un grupo que desde que era pequeño me hacía sentir muchas cosas. Además, a lo largo de los años nunca se han conformado con quedarse en un sonido y siempre ha habido una clara evolución, y esto siempre me inspira como artista y persona.

Sólo con recordar el piano de "Daydreaming" ya me salen lágrimas en los ojos. Hablando con algún amigo estamos de acuerdo en que son uno de los grupos que mejor sacan en su música lo que cogen de influencia de otros artistas que les inspiran a ellos (bueno, esto lo hablé con Ugo, nuestro antiguo teclista, gran amigo, mejor persona). Cuando escuchas el disco escuchas claramente a Debussy, John Williams, Steve Reich, Owen Pallet... Pero escuchas sobre todo el sentimiento de Thom Yorke, la manera personal de Jonny Greenwood de hacer los arreglos... Podría seguir, podría hablar de cada uno de los miembros, de lo que es escuchar el disco de principio a fin sin hacer nada más, pero si no tienes el mismo apego que tengo yo a este grupo es posible que no entiendas el porqué de mi elección.

O quizás sí, iokse tio xdxd



ZR

No hay comentarios:

Publicar un comentario