martes, 6 de octubre de 2015

Crítica de "El caballero oscuro" (Christopher Nolan, 2008)



by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)


Corría el año 2008 y yo tenía unas ganas locas de ver esta peli. Y eso hice. Como sabréis a estas alturas, el actor Heath Ledger –que interpreta en ella al Joker- falleció en su apartamento por sobredosis –la Policía dijo que accidentalmente- de medicamentos, pero a nadie se le escapó en su momento que el pobre Heath se suicidó víctima de una depresión después de su traumática separación de Michele Williams. Con esa muerte    –acaecida antes del estreno de la cinta- la nueva entrega sobre las aventuras del enmascarado de Gotham tenía publicidad asegurada y el joven actor se aseguraba un lugar en el rincón de mitos como James Dean o River Phoenix. Pero todo esto es paralelo a la película y yo me ceñiré a esta para ofreceros mi humilde crítica.








Antes de nada, os diré que con esta serie me ha pasado lo mismo que con James Bond. En mi infancia no había otro mejor que Roger Moore –yo era muy pequeño cuando Sean Connery se ocupaba de darle vida- para representar el papel de 007 en aquellas películas tan llenas de humor y gadgets. Luego –obviaré a Timothy Dalton- vino Pierce Brosnan, y pensé que por fin se aportaba seriedad al espía, aunque pocas veces se despeinaba. Pero, amiguitos, ha llegado la era Daniel Craig y con ella –para mi- la mejor representación del agente al servicio de Elizabeth II, un tipo chulo e implacable, a la vez que vulnerable.








Todo esto viene a cuento para establecer el paralelismo con las cintas modernas del hombre murciélago. Con Tim Burton pensé que ese genial director aplicaría su particularísimo estilo para llevar a su universo bizarro a un superhéroe que lo es y mucho. Luego, con Joel Schumacker, descubrimos que no había que darle demasiada profundidad a lo que no dejaba de ser un personaje de cómic, así que se le daba espectacularidad a la saga –aunque el guión fuese nefasto- y ya está. Pero –ah, piltrafillas- llegó Christopher Nolan y me hizo caer rendido ante un tratamiento del personaje que creo que es el mejor hasta la fecha. La primera obra del actual director, Batman Begins, me encantó por lo que las expectativas que tenía ante la presente El caballero oscuro eran altas. En esta ocasión, Batman deberá ayudar al teniente Gordon y al fiscal Dent a derrotar al enloquecido Joker y a desbaratar el entramado financiero de la Mafia. Pues bien amiguitos, mi veredicto es el siguiente. Después de casi dos horas y media de película –que no se hacen largas- os diré que, si os gustan las películas en las que un tipo valiente, con suerte y ayuda adicional -¿otra vez con la conexión James Bond?- lucha contra los malos, no debéis dejar pasar la oportunidad. Y sí, el trabajo de Heath como Joker es notable. Lo que ya no sé es si se merecía el Oscar que muchos fans pidieron (2 se llevó, aunque secundarios).

No hay comentarios:

Publicar un comentario