miércoles, 28 de octubre de 2015

Crítica de la película "Boarding Gate" (Olivier Assayas, 2007): Review




by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




Boarding Gate es la historia de Sandra –inquietante Asia Argento-, una puta que había trabajado como informadora para un empresario ahora recién divorciado llamado Miles del que estaba enamorada, un eficiente Michael Madsen en el papel de magnate que pretende dejar atrás su vida actual. Sandra acabará convirtiéndose en peón involuntario de una historia de engaños que la obligarán a huir a Hong Kong. No hagáis caso de los carteles con los que se publicitó la película, no estamos ante una cinta de acción. Se trata de una historia de amor, un amor imposible, enfermizo, turbulento, falso, dependiente y peligroso.









A Asia la conocía como hija de su padre –el reputado realizador italiano-, pero no recuerdo haberla visto trabajar como actriz y me ha sorprendido positivamente en el papel de esa joven fuerte y débil a un tiempo. A quien sí conocía era a Michael Madsen, un tipo que siempre me ha gustado –en esta película, visto además en versión original, está genial- pero que ciertamente ha actuado en películas bastante infectas, aunque la verdad es que las ha resuelto con profesionalidad. Madsen, coprotagonista de Kill Bill o Reservoir Dogs entre otras muchas cintas, ha declarado en alguna ocasión que cuando se tiene que alimentar a la familia y se necesita dinero para pagar el supermercado, uno no se cuestiona si la película para la que le han contratado es buena o mala. Pero ese no es el tema que me ocupa ahora.








En relación a Boarding Gate, en mi opinión le falta un poquito de energía. La historia es interesante, el trabajo de actores mucho más, pero la dirección podría haber sido menos pausada para mi gusto. Aún así, creo que el resultado es bastante recomendable. Hacedme caso, amiguitos, servíos un whisky y disfrutadla.


©King Piltrafilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada