martes, 13 de octubre de 2015

Crítica de la película "Dueños de la calle" (David Ayer, 2008)



by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




Hace ya unos años, aunque la recuerde como de ayer mismo, vi Dueños de la calle, una cinta que os recomiendo, amiguitos. La película comienza con la operación que lleva a cabo Tom Ludlow –policía de Los Angeles, miembro de la brigada antivicio- para liberar a dos adolescentes que un banda de coreanos había secuestrado para convertir en esclavas sexuales. Se prevee acción y distracción a raudales. Sin embargo, a pesar del éxito de la citada operación –durante la que nos enteramos de que Tommy tiene un serio problema con la bebida- nos damos cuenta que el tipo no es muy popular entre su compañeros, ya sea por los celos que sienten algunos como por la fama de díscolo o racista que le atribuyen otros.


Y es precisamente uno de esos compañeros con el que tiene una relación, digamos, conflictiva quien acaba muerto en un escenario en el que Ludlow también se encuentra. El lugar incorrecto en el momento erróneo. Por cierto, la mujer de Ludlow murió años atrás y el mismo forense que entonces llevó el caso es el que ahora se ocupará de elaborar un informe que todo apunta a que no dejará bien parado a nuestro protagonista. Pero parece que todo el mundo se empeñe en esconder la pretendida culpabilidad de Tom y amañar las pistas para que el caso se cierre pronto.








Piltrafillas, aunque la acción que presagiaba el inicio del film -que a ratos es bastante violento- no es tal, hacía tiempo que no disfrutaba con una buena película de policías como esta. Keanu Reeves –que no me parece un actor soberbio pero que en su carrera ha tenido algunos papeles más que correctos- me ha gustado, el genial y versátil Forest Whitaker llena la pantalla sólo con su presencia, Chris Evans en el papel de un convincente y joven inspector de homicidios y la historia en si –venganza, crimen y lealtad en el seno de la Policía-, aún sin ser excesivamente original o novedosa, me ha parecido interesante y muy bien resuelta. El único punto oscuro que le he encontrado al reparto ha sido la inclusión de Hugh Laurie como capitán de asuntos internos, un buenísimo actor al que –en mi opinión- se le ha comido su televisivo personaje de Doctor House.









Pásate por el blog de KING PILTRAFILLA

No hay comentarios:

Publicar un comentario