jueves, 8 de octubre de 2015

Crítica de la película "Avatar" (James Cameron, 2009)


por Möbius el Crononauta



Esta historia os la conté ya hace muuuucho tiempo, pero no me importa volver a recordarla. La verdad es que se suponía que tendría que haber visto esta peli en 3D, pero, como decían en la prisión de Shawshank, mi abogado la cagó, es decir, que un amigo que nos pilló las entradas compró las que no eran. Así que no sé realmente qué lamenté más: el no haberla visto en 3D o el no tener 14 años. En fin.



No esperaba, desde luego, un guión de Raymond Chandler, pero el problema fue que, aparte de que no me imaginaba que la historia sería tan, tan chorra, el no poder flipar con los 3D (que supongo que es lo que habría hecho) me impidió abstraerme del guion. Y aunque ciertamente los efectos y el CGI eran realmente increíbles, no bastó para que al cuarto de hora empezara a poner cara de WTF?, osea, de-qué-cojones-me-están-hablando. La verdad es que el James Cameron no se esforzó nada con la historia, y a la peli solo le faltaba que saliera un John Wayne azulado cabalgando por Pandora junto a los Na'vi, o pandorinos azules. Vamos que el amigo Cameron cogió la típica peli de indios y vaqueros, sobre todo aquellas revisionistas de los 60 y los 70, y lo mezcló todo con bichos jurásicos y naves espaciales, e hizo una peli de efectos acojonantes. Y me habría parecido perfecto si hubiera podido abstraerme de la extrema estultez de Avatar, pero no fui capaz, así que aquí me tenéis, lamentando todavía no haber sido un criajo retaco de los que no atienden ni a historias ni a guiones.




Y es que , por otro lado, a pesar de que la peli es larguilla, aburrida, aburrida tampoco se hace, a pesar de que le sobra media hora por lo menos. Y recalco de nuevo, que los efectos son la leche. Y aparte de que la historia es tonta, sobada, manida y los bichos (especialmente los mamíferos) que salen son lo menos imaginativo del mundo (punto este de los que más me ha decepcionado, ciertamente) y todo lo demás, si esta película va a cambiar el cine que baje Billy Wilder y lo vea. Seguro que resultará un salto en las técnicas infográficas y demás, por descontado, como lo significaron en su día Terminator 2 o Matrix, pero ninguna cambió el cine, ni lo ha hecho ciertamente Avatar. Pero supongo que eso ya lo sabíamos. Creo que se llama 'marketing', y es una cosa en la que los telediarios también participan, y que nos acaba volviendo tontunos a todos.

Vamos, resumiendo, que no la pude ver en 3D y, aunque era todo muy bonito, la historia era demasiado tonta incluso para mí. De todas formas creo que el nombre de la rosa nunca lo sabré, porque no he vuelto a verla de nuevo solo por las dimensiones. Cuando quiera dimensiones, me pondré una de Russ Meyer, hala.

Möbius el Crononauta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada