miércoles, 14 de junio de 2017

Barón Rojo - Barón al rojo vivo (1984): Reseña



por Alberto Iniesta (@A_Maqueda_8)
del blog Discos




“Y en la noche sonó, suena y sonará el heavy rock”.

Corrían los años 80 en una España donde no todo eran movidas madrileñas, toros y panderetas. También había un grupo muy grande, capaz de tutear a Maiden, Michael Schenker Group y demás leyendas del heavy. Se llamaban Barón Rojo, y solo tuvieron un defecto: ser demasiado grandes para un país que no estaba preparado para ellos. Basta con pegarle una escucha a este doble directo para darse cuenta de que es, con una producción mejorable, una bomba atómica de cuerdas de acero a punto de estallar. Quién sabe de lo que habrían sido capaces estos dioses del metal de haber tenido los mismos medios que los Maiden, UFO... a veces, es mejor no pensar.




Hay quien considera al Rock And Ríos como el gran directo de nuestro rock and roll. Yo añadiría este disco también, que igual nunca ha recibido el mismo trato que ese álbum inmortal de Miguel Ríos, pero que por nivel musical no será. Dicen (algunos) que la música va de sentimientos y de momentos. Allá van los míos de esta enciclopedia del heavy metal español:




La portada, guiño al No Sleep ‘Til Hammersmith de los Motörhead, que me encanta. Esos focos apuntando directamente al escenario, como invitando a que empiece todo. Definitivamente, una de esas portadas por las que te compras el disco.

Esa intro de la canción homónima, para estallar del todo a medida que pasan los minutos y se va haciendo el rock. Siempre pensaré que Thunderstruck está en deuda con esta canción. “Pero cómo tocan, ¿seguro que son españoles?”

Campo de concentración, que tiene una de mis letras favoritas del grupo: “hay una sucia red de traficantes del miedo dispuestos a vender, a estafar y a mentir. Viven de ti, de mí, como vampiros”. Y la música que acompaña, a la altura del Barón.

El homenaje a Janis, Lennon, Duane, Hendrix, Bolan, Bonzo, Brian Jones y Keith Moon en Concierto Para Ellos, con un riff colosal para comenzar y unos solos que no parecen de este planeta. “No pueden ser españoles y saber quién es Duane Allman en 1984, eso no se lo cree nadie”.

Los respectivos solos de Armando, Hermes y Sherpa a la guitarra, baquetas y bajo respectivamente, que dan una idea de qué músicos tenemos sobre el escenario. El nivel es enorme, la calidad incalculable. La suerte que tenemos por disfrutarles, infinita.

Descubrí a Barón Rojo con esta canción con unos once o doce años. El heavy era algo que en aquella época a mí se me escapaba, pero recuerdo que cuando escuché aquello de “y en la noche suena el heavy rock” me quedé a cuadros, tratando de digerir esa fuerza heavy del Barón como podía. No hace falta decir el nombre: cada vez que ahora la vuelvo a escuchar, me invade una sensación similar. Iremos al infierno, sí, pero con Barón Rojo retumbando en los altavoces y con botas sucias.

Hace tiempo, el gran Addison de Witt hizo también una gran crítica de este disco, cuyo enlace dejo por aquí.  Lo dijeron ellos, lo repetimos todos: larga vida al rock and roll!


Campo de concentración

Concierto para ellos

Los rockeros van al infierno

Visita DISCOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario