domingo, 11 de junio de 2017

Crítica de la película "Life" (Daniel Espinosa, 2017): Review



por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC




Si habéis visto el tráiler ya sabéis de qué va la película y su desarrollo. Pocas sorpresas, por no decir ninguna, en esta reformulación o copia de “Alien, el octavo pasajero” (Ridley Scott, 1979) con cierta estética añadida de “Gravity” (Alfonso Cuarón, 2013).




Una nave, unos pasajeros, un bicho marciano que crece y que desarrolla su inteligencia matando por puro placer o por considerar una amenaza a los humanos… Nave donde se pretende cierta claustrofobia, pulcritud en la dirección, que cambia de registro tras el plano secuencia que sirve de introducción, y muchos elementos de la trama y la estética sacados de los citados referentes.

No falta nada. Desde sensores que detectan la presencia por los conductos del aire del marciano, un reparto con estrellas y la muerte prematura de una de las más famosas, a la intención de crear una atmósfera tensa y una dirección lujosa de Daniel Espinosa.




El comienzo del film no es malo. Es calmado, planteando la historia y con escenas de impacto de un curioso minimalismo, nada complacientes además.

Por desgracia, los momentos de pausa dedicados a los personajes para que nos cuenten sus historias y circunstancias no funcionan. En ningún momento interesan porque parecen pegotes en su apresurada narración, que se queda coja en el aspecto dramático y de desarrollo de personajes (que podrían haber ahorrado dibujando caracteres como en “Alien”), en su ajustado metraje (hora y media).




Espinosa se mueve con libertad por la nave, sacando todo su arsenal en los 6 minutos de plano secuencia inicial, que luego se desarrollan con buenos encuadres, buen uso del plano general y esa libertad para las angulaciones que se justifica en la falta de gravedad del interior de la nave.

Si bien la dirección es destacable, el guión parece una molestia insufrible con la que había que lidiar. Los problemas generados en la nave, el rigor científico y de los científicos, el comportamiento de los protagonistas (parecen siempre ir hacia el monstruo como una polilla a la luz; los personajes nunca dan sensación de sentir una verdadera amenaza, por poner algunos ejemplos), la inteligencia de ida y vuelta del bicho (un bicho que es capaz de maquiavélicos planes para matar y escapar, pero al que no se le ocurre volver a la nave por el mismo sitio por el que se vio fuera de ella, por ejemplo)… convierten el resultado en una lujosa tontería. Disfrutable si te gusta el género y este tipo de propuestas, pero poco valorable.




Las escenas violentas, como he comentado, tienen un atractivo minimalismo, además de una contundencia satisfactoria. Escenas donde en muchas ocasiones el bicho, el amigo Calvin, ni siquiera aparece. Estira bien esas escenas de suspense Espinosa con finales violentos, resoluciones de impacto alargadas o apuradas huidas. También pone a prueba al espectador con truculentos primeros planos sostenidos.




Repleta de tópicos, con ciertos problemas de ritmos donde hay muchos parones y arranques, sorpresas previsibles, comportamientos absurdos… son algunos de los defectos de esta película que, a pesar de todo, logra, con el buen manejo de Espinosa, varios escalofríos y mantener el interés si te gusta el terror depurado con monstruo con impactante final.

Jake Gyllenhaal, Ryan Reynolds y Rebecca Ferguson son los nombres más destacados del film. Sirve para pasar un rato tonto.

1 comentario: