lunes, 20 de julio de 2015

Crítica de la película Terminator Génesis (Alan Taylor, 2015) - O cómo hacerse la picha un lío



Por Francisco Herrera (@Mikolunita)



AVISO IMPORTANTE: ESTE ANÁLISIS ESTÁ LLENÍSIMO DE SPOILERS

Varios días he tardado en concretar y tener las ideas claras a la hora de dar mi opinión sobre Terminator Génesis, la última entrega (y ya van 5) de la deslucida saga que creara James Cameron. Le he estado dando vueltas y vueltas para ver si había manera de cuadrar lo que en esta película se nos muestra y la conclusión final es que aquí no hay nada que tenga sentido.


No obstante no sería justo el defenestrar esta entrega por el mero hecho de los sinsentidos de su guion. A mí personalmente me ha gustado, me lo he pasado bien viéndola y no he tenido ese sentimiento de vergüenza ajena que daban ciertas escenas de Terminator 3 La Rebelión de las maquinas o esa Terminator Salvation que no sabía lo que nos quería contar.



El elenco principal no da para mucho pues, tanto Jai Courtney (Kyle Resse) como Emilia Clarke (Sarah Connor) cumplen escasamente (mención especial para el desacertado doblaje de esta última), y es curioso ver cómo un Schwarzenneger que chirriaba bastante en Terminator 3 aquí da una lección de sobriedad y de buen hacer. ¡Qué demonios, si hasta lo he visto con buen aspecto!. Por último tenemos a Jason Clarke (John Connor) y J.K.Simmons dando también cierto alivio cómico.

El fin en sí es una sucesión de escenas de acción que no llegan a ofuscar pero tampoco a sorprender y sobre muchas de ellas cae la sombra de un "esto ya lo he visto antes", no por el cacareado "homenaje" al film original, sino por la construcción de las Setpieces (la escena del puente es un compendio de reciclado de campeonato). Los efectos digitales unas veces están muy bien (el enfrentamiento entre los dos T-800) y otras bastante cutres (la persecución de los helicópteros). La música cumple y la dirección es lo suficientemente concisa.



El problema de esta saga es su degeneración en producto de acción familiar, y este defecto vuelve a hacerse con los mandos de esta Genesis. Tanto en Terminator como en Terminator 2 James Cameron supo hacernos temer a los Terminators, darles ese toque oscuro y amenazador, más película de serial killer o incluso de cine de terror que de producto palomitero, ayudandose sobremanera la banda sonora fría y chirriante de Brad Fiedel que conseguía ponernos los pelos de punta. Todo ello lamentablemente hace tiempo que anda perdido en el mar de la comercialidad.

Volviendo al guion de la película, mucha gente ha dicho que se olvida o que obvia la 3 y la 4. No señores, se olvida también de la 2, pues aunque veamos un T-1000 no se trata del mismo, cosa que sí ocurre con el T-800 de Chuache. Lo cierto es que la película es un lio, y es lógico que las cosas no cuadren pues cuando se juega con los viajes en el tiempo difícil es conseguirlo y no caer en un mar de paradojas temporales. Aquí paradojas no, lo siguiente.



Pongamos las cosas en su sitio:

Futuro (año 2029):
John Connor envía a Kyle Reese al año 1984 para proteger a su madre Sarah Connor de un T-800 que Skynet ha enviado para intentar evitar su destrucción. Un momento antes de retroceder en el tiempo Kyle Reese ve como John Connor es atacado y al intentar ayudar a su amigo entra en contacto con el eje de fluctuación de la máquina o el coño de su madre que los guionistas se han sacado de la manga y entra en contacto con un pasado (línea temporal alternativa (2), recibiendo algunos flashbacks de su nueva consciencia pasada.

Año 1984:
Al llegar a dicho año, Kyle Reese no lo ha hecho a la línea temporal 1 sino a la (2). En esta nueva línea temporal ya ha habido varios viajes de Terminators en el tiempo, concretamente cuando Sarah Connor tiene 9 años, un T-1000 enviado a eliminarla y un T-800 para defenderla (aquí el agujero de guion lo veo en como un T-800 puede eliminar a un T-1000 solo con un lanzacohetes). Victorioso pues el Chuache-model, a partir de ese momento se ha encargado de su protección y adiestramiento, pues cuenta con información vital y futura ( unas veces si y otras no) de lo que va a acontecer.

Kyle Reese también descubre que hay un T-1000 esperando su llegada para eliminarlo consiguiendo escapar gracias a una aguerrida Sarah Connor.

Conclusiones hasta el momento: Skynet no ha sido eliminada cuando se nos ha dicho, al igual ni siquiera ha sido eliminada todavía, y por eso han seguido enviando Terminators y hay muchos mas cambios temporales.



Tal y como comentaba antes, Kyle Reese ha entrado en contacto con una nueva consciencia pasada que le ha informado de una nueva fecha de activación de Skynet. Otra inconsistencia del guion o nueva paradoja temporal: Tanto el Chuache model (que viene de un futuro posterior) como Sarah Connor cuentan 1997 como la fecha de dicha activación (aquí es donde pasan de Terminator 3) y a esa fecha quieren viajar (no preguntéis ) pero, en cambio, Kyle Reese dice que la nueva fecha de activación es 2017. La explicación que da aquí el Chuache model todavía no ha podido ser aclarada por grandes científicos así que no me preguntéis sobre este atropello al intelecto.

Año2017:
A este año viajan Sarah Connor y Kyle Reese para intentar acabar con Skynet. Aquí viene ya el coup de Grace, al encontrar a un John Connor que ha viajado en el tiempo desde una línea alternativa (1) ¿se habrá peleado también con la esfera transportadora?. y ¡oh! ¡Sorpresa! ¡Ahora también es un Terminator!!! Aquí todo el embolado se nos cae abajo. Puedo entender que creemos una paradoja temporal para Kyle Reese,( ya la vimos en Regreso al Futuro 2) pero es ¿completamente? imposible que, alguien que vemos que no va a existir en el futuro, como el John Connor de la línea 1, pueda volver al pasado de la línea 2 sufrida por Kyle Reese. Esto es el pez que se muerde la cola. Realmente no estaríamos teniendo todo este quebradero de cabeza si se hubiera optado por cualquier otra solución.

Mas allá todavía, en esta línea temporal 2 no existe John Connor ni va a existir. Paradojas, tras paradojas, tras paradojas...inconcistencias diría yo.



¿Qué coño está pasando en ese futuro? Como sabeis los habéis visto la escena post-créditos skynet no ha sido destruido y va a tomar consciencia o la ha tomado ya y solo le queda conectarse. Esto por si mismo no significa nada, excepto dar a los productores la oportunidad de darnos un par de entregas mas sin tener que marearnos demasiado. Lo importante es que o como puede haber 2 tipos de skynet en el futuro 1, el que todos conocíamos y este modelo "doctorizado" que ha evolucionado en secreto o es fruto de alguno de los cambios sufridos en el pasado de la línea temporal 1. Esto es importante tenerlo claro. El skynet "doctorizado" si es de la línea temporal 1. Lo que significa que realmente skynet todavía no había sido derrotado tal y como nos tenían dicho pero hasta aquí deberías seguir lo mostrado en Terminator 1, 2 y ¿3? Digo lo de la 3 porque en esta si se activaba finalmente Skynet.



Al final he llegado a la conclusión de que lo que rompe toda la película es que John Connor regrese al pasado 2.

Si hay algo que me ha gustado de este Terminator Genesis es las horas y horas de debate que puede darte para hablar con amigos sobre todas estas teorías. Por lo demás se trata de un agradable pasatiempo que no hará daño a nadie pero que te dejará nuevamente ese regusto amargo por estar viendo algo que debería ser mucho más oscuro. Es bueno dejar abiertas varias interrogantes acerca de todo lo que hemos visto en este film para los planificados ( que no aprobados ) films futuros pero lamentablemente me temo que no habrá guionista capaz de dar explicación a semejantes incongruencias.

Un 6,5, amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada