lunes, 6 de julio de 2015

Paradise Lost - The Plague Within (2015): Crítica del disco Review


por Marco Antón (@Antoncastle66)



Volver a los sonidos que los encumbraron, eso parece ser la consigna de los originarios de HaliFax, Inglaterra: Paradise Lost en su regreso a las tiendas de música con un nuevo álbum titulado The Plague Within (“con la plaga adentro”) editada por la super label Century Media en el pasado mes de junio de éste año. Los pioneros del metal gótico estaban de regreso en el camino de sorprender a sus seguidores.


Han quedado atrás los sonidos experimentales donde los samplers y sintetizadores para volver a las raíces de la banda con su potente sonido basado en los riffs densos y los punteos de guitarras adictivos, sumados a la batería ralentizada aderezado con la voz gutural y limpia del frontman. Sin duda mucho tiene que ver en la alineación formada por Nick Holmes en las vocales, los geniales veteranos y creadores del sonido “Gothic” Greg Mackintosh y Aaron Aedy, Steve Edmondson en la guitarra–bajo y por último Adrian Erlandsson en la batería; nos referimos a Nick Holmes que desde su inclusión el año pasado en la banda sueca de Death Metal brutal Bloodbath les fue bien con su disco publicado, decidió que era momento de regresar las guturales a la banda pionera del Gothic Metal. Así que tenemos a los Paradise Lost con un sonido 100% basado en los años ‘90s.




Han resistido la segunda década de los años 2000 con dos discos nada más: Tragic Idol (2013) y éste del cual nos encargamos de revisar, resistiendo con estilo una carrera marcada por muchos pros y contras. Habrá fans que no les agrada que hayan regresado a lo antiguo y hayan dejado de lado el sonido ambient, electrónico y orquestal que habían venido manejando sin duda que cada nuevo disco de una banda referente sea del subgénero que sea va a dar de que hablar, así está pasando.

El track list es el siguiente: "No Hope in Sight", "Terminal", "An Eternity of Lies", "Punishment Through Time", "Beneath Broken Earth", "Sacrifice the Flame", "Victim of the Past", "Flesh from Bone", "Cry Out" y "Return to the Sun" haciendo un total de un poco más de una hora. Los temas tienen una duración entre 7 y 8 minutos de puro genial estilo doom y gótico como aquellos discos titulados Gothic y Shades Of God donde las armas principales del grupo se encontraban en las guitarras así como en los punteos densos y adictivos.




La primera pieza del disco titulada “No Hope in sight” se encuentra enmarcada en aquel sonido gótico que los encumbró en el pasado, con muy buenas guitarras filosas metiendo velocidad y bajando el ritmo para dar paso a los delays con las mismas, muy bien acompañados con la tétrica voz de Holmes que puede mutar su tono de gutural a limpio sin problema no es una copia de su sonido antiguo pero es la evolución y característica de su sonido que nos atrapa desde el principio.

Reconozco que “Flesh From Bone” se erige a su vez como otro de los puntales del disco. Insisto, sin llegar a ser una copia es mucho más de lo esperado; Aunque algo está claro: Es la más contundente y salvaje del pack. Muy severa y potente en su adictivo estribillo. Y me cuesta decir lo mismo de aquella que le sigue, “Sacrifice the Flame”, ya que termina siendo más que otro medio tiempo al estilo de su segundo disco, parecería que sin mucha más dirección pero lograr cuajar con lo que pretenden.

Eso sí, el riff que echan los maestros Aedy y Mackintosh justo en el 03:18 me lleva de vuelta, aunque por poco tiempo, a la tónica gris y gélida de su glorioso “Gothic”. Otra destacada es “Victim of the Past”, que a primera escucha tampoco incitaría demasiado a la hora de echar media campana al vuelo. Es un buen tema basado en aquellos sonidos que escuchamos en su disco “Sombras de Dios”, verdaramente macabro como la banda nos atrapa a los fans de aquellos rifs de antaño precisamente con las guitarras utilizadas. Finalizo recomendando “Cry Out”, que en cambio se arranca definitivamente con un riff más orientado al Rock, muy en la onda de su aproximación a los BLACK SABBATH más clásicos, presente en su obra del ’92. Tema correcto sin más. Un poco en la tónica general del conjunto, así transcurre esa hora de mucha creatividad gótica y doom metal.


En conclusión, me compraría el disco sin ningún problema o queja ya que seguramente formará parte de lo mejor de este año donde se ha privilegiado el Nu Metal y el metalcore o deathcore por encima del heavy metal clásico, vamos que cada uno tiene su gusto lo sé; pero es que habría que entender la trascendencia de cada álbum publicado éste año en el futuro por lo cual parece que el The Plague Within tienen un punto más a su favor. Grandes los PARADISE LOST!!!

©Marco Antón

No hay comentarios:

Publicar un comentario