viernes, 24 de julio de 2015

Viaje por Portugal (2015): Sintra (1). Palacio da Pena Patrimonio de la Humanidad

Entrada a la estación de Rossio.


Después de dar una vuelta por Lisboa, y siguiendo el programa en todo momento y en la medida de lo posible, tocaba ahora acercarnos a Sintra, ciudad Patrimonio de la Humanidad. Si no quieres ir en coche propio, que es una buena opción, lo ideal y más cómodo es desplazarse en tren, pues son numerosos los que cada poco salen desde la Estação de Caminhos de Ferro do Rossio (que de ninguna manera podéis dejar de visitar), que a nosotros nos cogía de maravilla. Para este desplazamiento no sirve la tarjeta Viagem y lo ideal es cogerlo de ida y vuelta. No sé si fue cosa de media hora de camino o algo menos.







Como teníamos que pasar a un centro de salud para una cuestión personal y el de Sintra estaba junto a la estación, aprovechamos. Lo peor es que nos tuvieron toda la mañana esperando (por turno) hasta que nos atendieron, así que tras salir de allí echando pestes, pues la mañana ya estaba perdida, tomamos un autobús que nos subía directamente al Palacio da Pena, que era una de nuestras prioridades. Hay quien decide subir desde Sintra andando hasta él. Pobrecillos. ¡Exánimes, nos miraban pasar con una cara de pena...!



Una vez llegados al castillo, había una cola de narices. Claro, es que lo suyo es llegar cuanto antes: habrá menos gente dentro (y para las fotos, por ejemplo, pues mucho mejor) y uno evitará estas colas. La entrada, carilla, ya os lo digo, aunque la nuestra fue tipo familiar (esto se da en muchos sitios) y siempre sale algo más económica.

Lo primero que hicimos, una vez dentro, fue comer. El menú no estaba mal y el precio era asequible, más allá de que los niños reclamaban ya su comida y no "ver cosas". Con el estómago lleno y una cervecita todo fue ya mucho mejor.

Para ver el palacio, una maravilla romántica que a uno le recordará demasiado a Gaudí, se necesita al menos una hora, larga (si no dos) si luego se da una vuelta por los jardines de su contornada, un magnífico bosque de eucaliptos. Para que os conforméis una idea aproximada de lo que allí podéis ver (es como una castillo de colorinesco merengue para cumpleaños con un interior muy recargado de objetos, obras, tapices...), os dejo una selección de fotografías, de las ¿cientos? que allí hicimos. Se puede tirar fotos sin flash.


































Ángel Carrasco Sotos

2 comentarios:

  1. ¿Recordar a Gaudí?, ¡ese palacio de colorines que parece el de Disneyworld!... sacrilegio.

    ResponderEliminar
  2. No sé si has estado alguna vez. Yo llegué a pensar que sin Sintra no existiría Gaudí. Tal cual.

    ResponderEliminar