lunes, 20 de julio de 2015

Viaje por Portugal (2015): Elvas, Patrimonio de la Humanidad (3)



Como os dije en el post anterior, de Mérica nos trasladamos a Elvas, en el Alentejo, a unos escasos kilómetros, ya en Portugal. Desde 2012 esta pequeña y fortificada ciudad portuguesa forma parte de la lista sobre el Patrimonio de la Humanidad elaborada por la UNESCO. No visitamos sus fuertes (en obras), en las afueras de la población (el tiempo estaba medido), sino que nos dedicamos a patear su casco histórico, muy atractivo, su acueducto de Amoreira, el castillo (por fuera), su iglesia de la Asunción y, más aún, la de Nuestra Señora de la Consolación, de visita obligada por su sobrecogedor interior andalusí (bellísima; no dejéis de subir a su azotea para ver la ciudad desde lo más alto). Daos una vuelta por la zona donde pueden observarse los poderosos bastiones de la ciudad, echadle un vistazo a la picota (del XVI, junto a la puerta del Tempre) y recorred sus calles, llenas de sorpresas y encantos. Os dejo algunas instantáneas como degustación.








Siempre.








¿No me digáis que no me da un toque de distinción?


Tras la visita y tomarnos unas cervezas fresquitas (sí, también hacía calor en Elvas) en la plaza, fuimos a comer al restaurante A Coluna, en la Rua do Cabrito, que ya teníamos fichado. No defraudó y el trato muy amable.






Y desde Elvas, otra vez tomamos el buga para dirigir nuestros pasos (es un decir) hacia Évora, ciudad en la que nos alojaríamos para pasar la noche antes de encararnos hacia la lisboeta capital lusa. Lo de Évora lo dejo para el siguiente post. No faltéis a la cita, chatungos.


Ángel Carrasco Sotos

2 comentarios:

  1. "¿No me digáis que no me da un toque de distinción?"

    ¡GAÑAAAAAAAAAAAN! jajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  2. Soy el Josep Pla de la Mancha, jajaja.

    ResponderEliminar