viernes, 23 de noviembre de 2018

Soldier - The Sleeping of Reason (2018): Crítica review



por Marco Antón (@Antoncastle66)



Soldier son una banda ya con cierta experiencia en el ámbito de la escena española, fue fundada en el año del 2005 en Oviedo, Asturias. Ya son 13 años de carrera donde combinan el Thrash Metal y el Southern Metal. Llevan 3 demos y 3 trabajos publicados, el más reciente fue en septiembre de éste año con el nombre de “The Sleeping Of Reason” y representa un paso delante de su carrera luego del debut en el 2012 con “Gas Powered Jesus”.



Actualmente están conformados por Pei García en el bajo (2005-presente), Lucas Díaz batería (2005-presente), Phil González vocales y guitarras (2005-presente) y Dmitry Stalingrado en las guitarras (integrado en éste 2018). Este nuevo disco está masterizado por Paul Logus, que ha trabajado en algunos álbumes míticos del metal como “Far Beyond Driven” de Pantera, “Psychic Warfare” de Clutch o “Worship Music” de Anthrax, entre otros muchos.

Sus letras en ingles tienen mucho de la crítica social, la militarización y el armamentismo mundial, las tragedias de las guerras, el sufrimiento humano, en resumen letras típicas de algunas bandas de los años ‘80s más viscerales. Todo ello resumido en 12 canciones donde la agresión de las letras se ve complementada con las estructuras musicales de la banda. La agrupación se escucha más madura y eso se traduce en canciones más elaboradas.




Puedes escuchar múltiples influencias tanto de la vieja escuela como de los ritmos actuales en el estilo de la banda, donde la voz nos entrega a una poderosa avalancha de riffs desde el principio. Así empezamos con la pieza de inicio con un título muy inquietante para muchos y con una carga irónica para otros: “... Exterminate White People”, con mucha fuerza en las melodías de las guitarras y en los potentes cambios de ritmo con un buen riff en la mitad de la pieza.

Luego sigue una pieza muy en la línea de los legendarios Nuclear Assault con “Murdered by Bombs (The Military-Industrial Complex)” criticando las situación actual en varias partes del mundo con intervenciones militares y con mucha rabia en las guitarras.

“Straight to Valhalla” vuelve a ser una demostración de un verdadero poder avasallador de sus composiciones y estoy seguro que podría formar parte de su setlist a partir de la salida del disco.




“No Child Left Behind” e “Invisible Man” son dos piezas que presentan la creatividad de estos asturianos con sus cruces de sonidos entre el speed y thrash en la primera y el southern y el thrash a ritmo lento en la segunda. Buenos riffs en medio de las piezas así como partes acústicas. Brillante idea de componer temas así. “Jump Into The Pit” combina de igual manera los subgéneros antes señalados, que buen tema se marcaron los Soldier.

“Tunguska Mosh” es un tema muy corto con el cual nos entregan mucha velocidad a ésta pieza y enseguida la pieza se une con una titulada “Polybius” la cual marca una potente canción que te dejará con ganas de agitar todos el tiempo las manos y el cuello, ya que los coros junto a las notas musicales son bien llevadas para que la banda nos deje brincando cuando la pieza va sonando, si eso te dejan éstas dos canciones en la grabación de estudio imagínate como se pondrá el show cuando suenen.

“Hollow” no tiene desperdicio alguno desde su inicio.

Para finalizar nos encontramos con las canciones “Once You Go Thrash, You Never Go Black” que nos marca una pieza de puro y genuino Thrash Metal con sus mejores influencias a lo largo de la pieza y “The Sleeping of Reason” cierran a toda velocidad con su speed y thrash metal combinados de buena manera en la canción que da título al disco, estoy seguro que se va a elevar la adrenalina durante los directos con estas piezas que son absolutamente disfrutables, enhorabuena por componer excelentes piezas del mejor Thrash que he escuchado últimamente.

Soldier siguen su carrera con paso firme tras haber editado dos interesantes discos, Gas Powered Jesus y The Great Western Oligarchy, de los que se tienen buenas críticas, con los que ya llegaron a tocar en diferentes festivales de su país como en el Main Stage del Resurrection Fest entre otros logros. La banda asturiana con su particular visión del Thrash Metal y nos demuestra que vienen empujando fuerte en la escena española y en la europea, uno de los mejores discos del metal del 2018, sí señor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario