jueves, 29 de noviembre de 2018

Whiskey Lies - Against Odds (2018): Crítica review


por Alberto Iniesta (@Radiorock70)
del blog Discos





Después de lanzar un par de EPs a modo de preliminares, finalmente los Whiskey Lies pierden la virginidad musical con este Against The Odds. Sentido del humor no les falta, y eso es algo esencial a la hora de tomar la decisión de intentar dedicarte a la música en este país: titular el disco de esa manera, y seleccionar como portada un camaleón no deja de ser una idea GrouchoMarxiana. Me quitaría el sombrero si tuviera. Evidentemente, hace falta algo más que buen humor y cervezas para proponer algo musicalmente interesante en un panorama mucho más vivo de lo que muchos bichos humanos puedan pensar.




Sucede durante varios momentos de este disco: los acordes apuntan más hacia el quiero que hacia el puedo. Varias escuchas mediante, la conclusión llega sola: dentro de diez años, este será el peor disco de Whiskey Lies. Empecemos.

Abrir un disco con una versión no siempre es sinónimo de éxito, y en este caso la revisión que hacen de los suizos Gotthard con ese "Lift U Up" consigue el efecto opuesto al título: en lugar de aumentar la adrenalina, la sensación de coitus interruptus sobrevuela durante los tres minutos que dura la canción. No obstante, nos sitúa bien sobre el mapa en cuanto a las capacidades vocales de Manu: notables.




En "Bitch Please" el nivel comienza a subir, que no los decibelios, en un medio tiempo con un riff repleto de buenas sensaciones que se queda finalmente en eso. "Cross The Line", con unas guitarras ya más afiladas, ofrece unos solos que se adueñan del tema con excesiva facilidad. Llega "Underdogs" para subir las pulsaciones con un sabor inconfundible a clásico, con nombres como los Black Crowes flotando en la mente. Nuevamente el trabajo a las guitarras es espectacular, apostando el todo por el todo a que, si en vez de Barcelona estos tíos hubiesen nacido, pongamos, en las islas británicas, generarían una cantidad de ruido a su paso muchísimo mayor.

"Wonderful Thundering Sound" hace honor a su nombre, ofreciendo una tormenta de rock and roll que incluye un acabado que en general es impecable, incluyendo además el mejor estribillo del disco. La intensidad y el nivel vuelven a decaer con "Trial By Fire", dominada por un riff excesivamente previsible que da como resultado una canción más pobre en comparación con otras que reman en otra dirección, que es donde me imagino que pondrán su rumbo los Whiskey Lies en entregas futuras.




Como traca final, la gran balada "Us Two" ofrece nuevamente un trabajo vocal excelente y reclama por derecho propio su derecho a ser considerada como una de las mejores del disco, con una guitarra que señala al Red de King Crimson. Digiriéndola aún, se encienden las luces de la pista de baile cuando llega "Moonwalk", con un ritmo funky irresistible que viene a demostrar otra de las claves de estos tipos: dejan plantados en el altar a cada uno de los géneros musicales habidos y por haber. Lo suyo no son las etiquetas.

El tiempo les pondrá en su sitio, pero insisto en lo dicho con anterioridad: los ingredientes son buenos, y a la mínima que las canciones alcen la voz entre el gentío y los acordes se encuentren más cómodos dejarán de ser una banda prometedora para convertirse en lo que, durante varios momentos de este disco, apuntan: un grupo de primer nivel.


Underdogs

Wonderful Thundering Sound

Us Two Whiskey



No hay comentarios:

Publicar un comentario