viernes, 26 de agosto de 2016

Crónica de '77 en las Festes de Gracia en Barcelona: 20 - agosto - 2016


Alfonso Díaz (del blog Rockeando)


En los últimos años cada vez es más frecuente que el rock n´ roll y el hard rock estén presentes en las fiestas de los diferentes pueblos y barrios de las grandes ciudades, acercando el electrizante sonido de las guitarras a un público que difícilmente se acercaría a las salas y pagaría por ver a las bandas, pero que atraídos por la fiesta y el buen rollo no dudan en acercarse a las plazas para disfrutar de la buena música en directo.

En esta ocasión los encargados de poner la nota roquera a las multitudinarias fiestas del popular barrio barcelonés de Gracia serían '77. La formación de los hermanos Valeta ya ha dejado buena muestra de su calidad en sus cuatro obras de estudio, la última de ellas "Nothing Gonna Stop Us", que veía la luz el pasado 2015, y con sus diferentes incursiones en el Viejo Continente donde se han convertido ya en una de nuestras bandas más conocidas y respetadas gracias a unos directos cargados de feeling y descaro roquero.

Además, el cuarteto tocaba en casa, ya que algunos de sus miembros son oriundos del barrio de Gracia, con lo que el éxito estaba garantizado gracias a la presencia de amigos, seguidores, conocidos y muchos vecinos curiosos que se acercaron a ver como los chicos de '77 convertían la plaça Rovira i Trías en una auténtica fiesta. Ataviados con su habitual indumentaria setentera el cuarteto aparecía en escena dispuesto a revolucionar al personal golpeando fuerte con "We' re 77", que a modo de presentación servía para que los más animados empezaran a mover los pies contagiados por la vitalidad que emanaba de las guitarras de los hermanos Valeta. Aunque Armand volvió a ejercer como frontman con sus ocurrentes comentarios entre tema y tema, lo cierto es que como viene siendo habitual en sus descarga el que se llevó gran parte de las miradas fue el hiperactivo LG que no dejó de agitarse por el escenario mientras castigaba su instrumento en temas como "High Decibels", que no hacía mas que exaltar el ánimo de una audiencia que parecía predispuesta a pasarlo en grande.




Tras clavarnos los dos primeros aguijonazos de eléctrico rock n roll y recibir una calurosísima acogida, Armand recordaría su infancia en esa misma plaza antes de empezar a desgranar los primeros compases de "It's Alright", que les servía para levantar el pie del acelerador para dar rienda suelta a su faceta más distendida y vacilona. La respuesta a este primer guiño de su "Nothing's Gonna Stop Us" no pudo ser más positiva, ya que todos los presentes acabaron cantando su fulgurante estribillo junto a un sonriente Armand. Pese a que el peso de la banda descansa sobre la dupla compuesta por ambos hermanos, lo cierto es que la nueva base rítmica formada por el batería Andy Cobo y el bajista Guillem Martínez tampoco se quedó atrás, sonando compacta y rotunda durante el socarrón "Down N Dirty", que fue seguida con palmas en el arranque para que posteriormente LG nos deleitara con otro de sus eléctricos solos cargado de fuerza, actitud y garra.

Siempre cercanos y comunicativos el cuarteto supo fraguar una estrecha relación con todos los presentes, haciendo que la audiencia se sintiera parte imprescindible del show durante temas como "Street Dogs", que fusionaba a la perfección su habitual flema roquera con los aromas sureños, tal y como se encargó de remarcar el propio Armand durante la presentación. Sin previo aviso y casi por sorpresa la banda proseguiría el show con uno de sus himnos más coreados " Meltin In A Spoon", volviendo a hacer que la temperatura siguiera creciendo entre unas primeras filas que no dejaron de animar durante toda la velada. Tampoco faltaría el clásico paseo de LG entre la audiencia mientras castigaba su guitarra ante la algarabía generalizada del respetable.




Para encarar la recta final de esta primera parte del show optarían por una nueva mirada a su último redondo, pisando el acelerador al máximo con ese vendaval roquero que es "Tightrope". Un nuevo cambio de registro nos abocaría sobre las estructuras más funkys del vacilón "Come & Joins Us". Mientras que la elegida para poner el punto y seguido a la velada sería toda una declaración de principios como "We Want More Rock And Roll", que nos dejaría la imagen de Armand dirigiendo el coro mientras LG volvía a ofrecernos otro de sus disparados bailes marca de la casa.

Aclamados como auténticos héroes los chicos no tardarían en regresar sobre las tablas para interpretar "Stay Away From Water", y una doble ración de su debut "21st Century Rock", del que nos regalarían la pegadiza "Your Game' s Over" y una coreadísima "Big Smoker Pig", que nos dejaba a todos con unas fantásticas sensaciones y una sonrisa de oreja a oreja.

Aunque a priori la fórmula puede parecer sencilla, lo cierto es que 77 tienen ese instinto contagiosamente roquero que tanto engancha a los seguidores del género. Actitud, entrega y un directo incendiario son las armas de un cuarteto que continúa creciendo día a día, reivindicando el clasicismo roquero en nuestro país y un lugar de privilegio dentro de la escena internacional.

Fotografías: Alfredo Rodríguez

Visita el blog Rockeando

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada