domingo, 28 de agosto de 2016

"En sombra, en nada" - Microrrelatos (Cosas en los bolsillos, 145)



En sombra, en nada

SENTADO sobre su butacón de mimbre instalado en el jardín junto a la fuente, un hombre lee. Se trata de una novela de aventuras en la que el hombre está atrapado, más aún ahora en que el protagonista es perseguido por una tribu de caníbales que cada vez está más cerca en su ulular perpetuo, en este momento más perceptible que nunca retumbando en sus oídos. Puede ver al protagonista cómo intenta, sudoroso y a duras penas, escapar entre la maleza que cada vez se hace más y más densa. Puede sentirlo, soñarlo, casi tocarlo. A la espalda de ese hombre que lee, una voz de mujer: “¡A comer!” Él sigue aferrado a la lectura, como una presa enjaulada, no escucha, no atiende, un cristal muy grueso le impide su regreso a la realidad. “¡La comida está en la mesa, cariño!” Intenta reaccionar, pero nada, ese cristal imposibilita su retorno, intenta contestar, pero su boca está amordazada por una tela invisible, como en los sueños... y la comida se enfría. Es entonces cuando surgen las alarmas y el miedo se enseñorea de su ser ("¿Cari?"): la pequeña flecha acerada y llena de ponzoña que le alcanza el costado, las lianas amarrando su cuerpo desnudo a un palo, el humo sumiéndolo en la ceguera, el agua hirviendo ocupando hasta su alma, las llamas calcinando su cuerpo, y la confundida mujer acudiendo presurosa hacia ese hombre que lee, de cuyo cuerpo casi ya no queda nada, pero sí el libro, sujeto en alto por una mano descarnada, del que caen, como hojas secas sobre el césped, sus palabras. La mujer lo graba todo con su móvil para que alguien la crea.


ÁCS

2 comentarios:

  1. Fantástico. Otro cortometraje que se ha formado en imágenes en mi mente. Le está sentando bien el verano en lo creativo, caballerete. Pero no se acostumbre. El otoño acecha. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias, Majestad. A usted tampoco le está sentando nada mal por lo que veo. No se acostumbre a usar palabras tan corteses conmigo, que me acostumbro rápido y luego no hay quien me hable. ;)

      Eliminar