lunes, 1 de agosto de 2016

The Brew - Live In Europe (2012): Crítica review



por Alberto Iniesta (@A_Maqueda_8)
del blog Discos




Poderoso directo de The Brew, enorme banda que sin duda alguna está entre lo más interesante del panorama musical actual. Grupo seguramente desconocido para muchos, es al igual que muchas de las grandes bandas de la historia un grupo de directo como bien se puede escuchar en este magnífico artefacto que es Live In Europe, lanzado hace cuatro años. Y es que la destreza de Jason Barwick a las seis cuerdas, las excelentes líneas de bajo a cargo de Tim Smith y la apisonadora que es su hijo Kurtis (dato curioso, padre e hijo en la misma banda) a las baquetas invitan a pensar en The Brew como si de un supergrupo se tratara. Algo que por otra parte ya sucedió en su momento con Cream por el nivel superlativo de sus tres integrantes y con la Jimi Hendrix Experience, sin olvidar a otros pioneros como son Blue Cheer.




Como es lógico, esos grandes grupos suponen evidentes influencias para The Brew, sobre todo en ese pedal que tantas reminiscencias hendrixianas ofrece, o en Strange Brew, tema de los Cream que inicialmente les dio nombre. Pero su receta musical no se limita exclusivamente a esos ingredientes: el lado más agresivo de Deep Purple, el virtuosismo de Alvin Lee y toques progresivos, además de bandas actuales como Wolfmother son otros elementos indispensables para entender mejor de dónde viene el sonido de este grupo que, sin inventar nada nuevo, reúne un cóctel sonoro que nutriéndose de lo añejo ofrece un resultado exquisito para cualquier paladar curtido a base de buenos tragos de rock. Toca ahora la parte buena: degustarlo.



Six dead es un comienzo cojonudo que más que un aperitivo de lo que nos encontraremos a continuación, ya nos muestra bastantes evidencias de que no es un directo más. El resto de temas se encargan de confirmarlo. Postcode Hero es otro tema de esos que no los firmaría un grupo del montón, mientras que en Reached The Sky no lo tocamos pero nos quedamos a escasos centímetros de llegar al cielo. Uno de los puntos fuertes del disco, sin duda. La aguja va recorriendo los surcos y los instrumentos nos conquistan el alma, mientras que el cerebro no se aclara si lo que escupen los altavoces es de finales de los 60 o principios de los 70. Pues de 2012. Llegamos a Imogen Molly, que abre el segundo LP y junto con Crimson Crystal Raindrops nos prepara para la maravilla que es KAM, que llegando a los diez minutos de duración sí que nos hace tocar el cielo. La voz de Jason Barwick que invita al público a cantar en el tema se muestra una vez más brillante, como lo es el solo de batería de Kurtis que viene después. Pura potencia que suena como una explosión de decibelios, otro de los momentos álgidos del LP. Y ya para finalizar suena A Million Dead Stars, cuyo riff nos recuerda por momentos al Rock 'N' Roll Ain't Noise Pollution de los AC⚡️/DC. Comienzo reposado para terminar por las nubes, glorioso trabajo de guitarra una vez más para dejar el listón en lo más alto, y hasta la próxima. Estaremos atentos a The Brew que están a muy poco de sacar nuevo trabajo, que viendo el nivel de ese Control (crítica aquí) del 2014 promete, vaya si promete. Siempre rock!


Versión de Little Wing de Hendrix


Kam


Visita el blog Discos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada