lunes, 16 de febrero de 2015

Eldorado - Karma Generator (2015): Crítica del disco Review


por Rockología (@RockologiaTwit)
del blog Rockologia



Esta semana sale a la venta oficial el nuevo trabajo de Eldorado, grupo madrileño de rock que vienen dando fuerte estos últimos años aquí en España y, especialmente, en Europa. El álbum, de título Karma Generator en su versión castellana, recoge un puñado de buenas canciones, tanto por la propuesta musical y estilística como por la calidad de la obra, muy elaboradas, con cambios frecuentes de ritmo, arreglos en ocasiones complejos y capas de música bien equilibrada.


Un discazo, vaya, de rock atemporal, que suena estupendo, lleno de influencias añejas, pero anclado en la producción y las sonoridades de hoy en día. Eso que llaman retro-rock en su máxima expresión, pasar por la túrmix a los viejos dinosaurios, toques de aquí y cada vez más personalidad propia.

Para los que no conozcáis a la banda: Jesús Trujillo a la voz, César Sánchez al bajo, Andrés Duende a la guitarra y Christian Giardino a la batería.




Comenzar con "Hipernova" es dar un puñetazo en toda la cara, con un riff brutal y un ritmo rápido, su capacidad adictiva, gancho directo al estilo de "Reactor". Del mismo palo suena "No me encontrarán", con más protagonismo de las teclas, pero con otro excelente trabajo de guitarra y bajo, de lo que más me ha gustado de Jesús; ese momento voz/batería va a ser especial en los directos. Caña buena también en "Quiero verte libre", con un engañoso inicio voz/teclado que da paso a otro riff puro Iommi, una cabalgada hasta el reiterativo estribillo, con un acertado adorno vocal. Alucino con "Puedes decir adiós": gran tema para el directo, guitarra aguerrida, teclado que clava la canción en su punto y un estribillo para gritar, cambio de tono en la parte central, un nuevo impulso de Andrés y a por un final diez, con toda la banda en plan jam. "Gente diablo" cambia de ritmo, mezcla momentos de fuerza con otros más melódicos, y el trabajo de armonías y guitarras está muy logrado.

Tocan con intimismo en "Luciérnagas", uno de los mejores momentos de Jesús además; acertados arreglos de cuerda y excelente final. Más proximidad, algo oscura, en la final "Mutaciones" ("por ti sangré y atravesé universos de hormigón, no quiero aceptar ni un paso atrás"), con un toque The Who. Y otro excelente momento de mecheros al aire titulado "Resurrección ahora", buena letra, bien cantada, bien arreglada ("el karma que creé a mi alrededor ya era el dueño (...) y este licor no va a fingir, terminó, resurrección").

Pero lo mejor, para mí, de este Karma generator lo escuchamos en los dos temas más largos. "La flor de la envidia", desde su intro espectacular, sus influencias que enganchan en "Triana" y similares, el desarrollo de las armonías, los cambios de ritmo, la interpretación de cada uno de los músicos, hacen de esta canción algo especial, único casi diría. Y en la titulada "Karma generator" cabe de todo, casi doce minutos de estratosfera rock donde incluso la psicodelia se rebela, Jon Lord redivivo nos saluda y alcanzamos a respirar un aire pantanoso, canción que justifica y explica toda la obra que Eldorado ha repartido a lo largo de los diez cortes del álbum ("fingir ser ciego no te impide ver, amar y odiar un ritual, un círculo sin fin").

Gran disco. Ahora, no queda más que esperar a sus directos, gira que empiezan en breve. Ánimo y a patearnos los culos.



©Rockología

No hay comentarios:

Publicar un comentario