domingo, 22 de febrero de 2015

Microrrelatos - Cosas en los bolsillos (68): Premio y pesadilla


Premio

Suena el teléfono. Lo cojo y una dulce y joven voz femenina me anuncia que he sido premiado por mi relato sobre la caza del conejo en la Mancha conquense. La entrega del galardón será mañana. Sienten no haberme avisado antes, que perdone. Tendré que leerlo en un acto a tal efecto. El premio es cuantioso. Algo me empuja a correr hacia el armario para buscar el traje. He de salir de inmediato. No encuentro la corbata. Tampoco las llaves del coche. Salgo a la calle descalzo. Compruebo también que estoy en calzoncillos. Sudoroso, despierto de la pesadilla. 


La comprendo (la pesadillla, digo). El sábado tendré que ir a Málaga a recoger uno de verdad, por un relato con premio inusualmente cuantioso, en el hotel Paradise. Apunto el sueño en un cuaderno de notas. Faltan tres días aún para el acontecimiento. Bueno, antes lo eran (un acontecimiento, digo), ahora solo es costumbre. Cuando llega el sábado, me despido de Inés y de los niños. Iré solo. Saldrá más barato y esto solo hacía ilusión, como digo, en las primeras ocasiones, hace ya unos cuantos años, y todavía no había niños.

Llego a Málaga, que me parece una ciudad enorme. No encuentro el hotel, ni la calle del hotel y faltan solo un par de horas. Envío desde el móvil un mensaje a la Organización. Rebeca, la chica, no contesta. Llamo por teléfono. No me lo cogen. Pregunto en una comisaría y me informan de que esa calle no existe en Málaga; tampoco el hotel. Salgo a la calle nervioso y confuso. Me doy cuenta de que voy descalzo y en calzoncillos. Despierto sudoroso de repente. Estoy sentado tras una mesa y veo frente a mí a unos cincuenta hombres vestidos de traje (algunos de cazador). Me aplauden fervorosamente. La sala está en penumbra. Me levanto y me dirijo hacia el atril para leer mi cuento sobre la caza del conejo en la Mancha conquense. Sí, voy en calzoncillos. Que sea lo que Dios quiera.

©Ángel Carrasco Sotos

8 comentarios:

  1. Uy, caballerete. Da la impresión de ser un texto poco trabajado, una sucesión de ideas y frases que debían dar lugar a un buen microrrelato pero que, desgraciadamente, ha quedado en proyecto. Le pongo un BIEN alto. Debe esforzarse más.

    ResponderEliminar
  2. Lo de caballerete sobra, pero en cualquier caso ya sabes que soy profesor de Literatura y conozco objetivamente qué cuentos (y hablo de los míos) son mejores y cuáles son peores, más aún como avezado lector de microrrelatos desde hace años. Este que nos ocupa yo diría que tiene una nota de entre 7 y 8. Los he escrito mejores y mucho peores (estoy leyendo ahora uno del escritor José Mª Merino y creo que se salvan menos de una docena de unos 200 en esa obra recogidos). Algunos de los míos hasta me da vergüenza publicarlos porque no han pasado el filtro del tiempo. Los leo ahora y no me gustan. Quizá ocurra tal cosa con este mismo, pero de momento no lo considero del todo malo. Eso sí, cada lector tiene sus gustos, y hay gustos de todos los colores, como también buenos y malos lectores, con más o menos bagaje quiero decir a la hora de juzgar la literatura de los demás.

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja... ¡zasca! Pues escuche usted, Don profesor de Literatura, le ha quedado un microrrelato de pena. Como sabrá, el arte excita nuestros sentidos y cada persona experimenta diversas sensaciones ante una obra, sea visual, musical o escrita. Mi bagaje a la hora de juzgar la literatura de los demás es más que pobre y mis conocimientos, ya ni le cuento. Líbreme el Supremo Hacedor de juzgar su sapiencia. Sin embargo, aunque es usted muy libre de creer que su nota es de 7 a 8, mi impresión como lector y potencial parte actuante en el disfrute de su obra que se permite opinar desde la hijnorancia es que le falta enjundia y trabajo. Seguramente ha preferido usted salir a disfrutar de la mañana antes que concentrarse en su creación. Lo dicho, un relato con buenas ideas pero mal terminado. Es mi iletrada impresión (pobres, sus alumnos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, se enfadó Don... Nadie. La verdad es que leer sus palabras de odio es para mí un auténtico halago. Se le nota siempre un mucho de envidia en todo lo que uno hace, y eso que no nos conocemos casi de na, ¿qué sería si, encima, fuésemos vecinos? Por cierto, no sé si le he dicho alguna vez, don Piltrafas, que el 99º de sus fotografías propias me parecen una mierda. Y lo que me dan pena de verdad son esos jefes para los que trabaja en esa empresa que lo mismo ni existe y es fruto de su retorcida imaginación. Sé que me va a responder que tiene doble personalidad desde pequeño, y que qué va a hacer. Pues opérese. O váyase al infierno.

      Eliminar
    2. Desde este púlpito ya le digo que de operarme, si es por gusto, nada. Mi abuelo decía que voluntario, ni al cielo. Lo del infierno ya lo hago, viernes sí y viernes no, cuando le entrego mi colaboración... que ahora dirá que también le parece un mojón (mire, el iletrado haciendo rimas). En fin, dejémoslo así, que aún llegaremos a las manos. Por cierto, ya sabe lo que dicen: el que se pica, ajos come, aunque sean de Las Pedroñeras. Saludos y buenas tardes.

      P.D. Supongo que en donde ha puesto nonagésimo noveno quería escribir 99%. Ay, esos nervios.

      Eliminar
    3. No, si el gusto es nuestro, en lo de operarte digo, que nos harías un favor no sabes cómo (de bueno), y en su casa seguro que te lo agradecerán. Si para ti el colaborar en un web que le sirve a su anodino blog un trampolín y un escaparate es el infierno, quizá le resulte un poco grande. Y sí, mejor dejémoslo así si no quieres que llame a los gendarmes o a los mosos de escuadra esos o como se digan, jaja. Sí, era 99% (a uno de cada diez dentistas no le gustan tus fotos). Saludos desde Pedroñeras y come ajo negro, que es bueno, dicen, para el vinagre de estómago.

      Eliminar
  4. Ejem, ¿se puede pasar..? Huele como a cuerno quemado, ¿qué pasa, chicos?

    En cuanto al micro a mí me parece que el escritor está en una especie de bucle y no le auguro que vaya a salir entero de esa entrega de premios.
    Me ha recordado mucho, salvando las distancias, a una peli terrorífica "Hostel" (sé que puede ser considerada una mala película, pero a mí me encanta el cine de terror y me la tragué esperando ver algo diferente).

    En fin, Ángel, yo te doy un 9 y me retiro con un abrazo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, nada, no te creas mucho estas discusiones, que son pura ciencia ficción. Pues Hostel creo que la vi no hará mucho, pero ni me acuerdo del argumento. Se ve que no le hice mucho caso. En fin. Pues nada, gracias por ese inmerecido 9, que es como un 6 al revés. Otro abrazo fuerte.

      Eliminar