sábado, 21 de febrero de 2015

Reflexiones sobre los Oscars 2015 - ¡Hagan juego, señores!


por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC



No ha sido un año de gran cine este 2014, sobre todo si lo comparamos con el anterior, pero al menos entre las nominadas tenemos varias propuestas originales y arriesgadas, de esas que pocas veces tienen cabida entre las favoritas, cometiendo enormes injusticias.

Dos son las principales candidatas y las dos con propuestas muy personales. La primera “Boyhood”, rodada a lo largo de 12 años, pero en tan solo 39 días con los mismos actores, con lo que vemos su envejecimiento. Una película única. La segunda, “Birdman”, rodada en un falso plano secuencia que fusiona la idea de cine y teatro en un alarde técnico excepcional.




La tercera en discordia, la gran tapada, es “El gran hotel Budapest”, otra propuesta original y muy personal de Wes Anderson, uno de esos directores a los que se adora o se odia. Aquí parece haber conectado con el público y la crítica y su pequeño y divertido pastelito nostálgico es una de las cintas más nominadas.




Un año de propuestas peculiares, excéntricas o personales.

No significa esto que esas sean las mejores películas, las tres citadas estarían en un segundo escalafón, por debajo de la auténtica revelación del año y mejor película del mismo. “Whiplash”, de Damien Chazelle. La película más pequeña, una cinta independiente, la que tiene menos presupuesto y ha recaudado menos, pero sin duda una joya desde que empieza hasta que acaba.




Por debajo de estas irían las tres citadas y favoritas para los premios, tres obras magníficas que alcanzarían el notable sin problemas, “Boyhood” (Richard Linklater), “Birdman” (Alejandro González Iñárritu) y “El gran hotel Budapest”. Grandes películas que aunque no alcancen la excelencia sí serían dignas ganadoras. Sin ser obras incontestables o maestras, sí deben ser apreciadas por los cinéfilos. Algunas de las virtudes de “Boyhood” pueden ser consideradas defectos, ese metraje alargado y su retrato vital a través de los momentos más intrascendentes y cotidianos. “Birdman” tiene una gran intensidad dramática y un portentoso virtuosismo formal, pero también añade cierta brocha gorda y un exceso de clichés al conjunto, y “El gran hotel Budapest”, siendo una cinta encantadora, no tiene la dimensión de “mejor película del año”, una obra lúdica, juguetona, muy simpática y divertida, inteligente, pero no trascendente.




En un punto intermedio, por debajo de las citadas pero por encima del resto de las nominadas, habría que situar a “La teoría del todo”, un convencional biopic que aunque sea justo lo que se espera y promete, tiene una ejecución muy notable, con un equilibrio dramático perfecto, grandes interpretaciones y una sensibilidad muy ajustada y conmovedora.

“El francotirador”, “Selma” y “The imitation game” completan las terna de nominadas, cintas correctas pero que en cualquier otro año seguramente no estarían entre las mejores, de hecho ocupan el lugar de otras que bien merecerían estarlo, como “Interestellar” (Christopher Nolan), “La entrega” (Michael R. Roskam), “Nigthcrawler” (Dan Gilroy)… También tenemos actores olvidados entre los nominados, como Ralph Fiennes, Miles Teller, Jake Gyllenhaal… Lo de siempre.




“El francotirador” es excesivamente impresionista, le falta de profundidad y sus ideas son vagas y ligeras; “The imitation game” resulta deslavazada en su narrativa, aunque tenga una gran interpretación de Benedict Cumberbath y algunas buenas ideas; “Selma”, una obra tan didáctica y necesaria como carente de brillantez…





Tanto “Birdman” como “La teoría del todo” son las películas que más intérpretes favoritos tienen, de hecho el trabajo de los actores es uno de los puntos fuertes de ambas películas. El duelo entre Michael Keaton, mi favorito, y Eddie Redmayne promete ser intenso.




Vínculos. Tenemos varios vínculos entre algunas de las películas nominadas, dos genios y su retrato en biopic con “The imitation game” y “La teoría del todo”; otro biopic que se suma a la terna con “El francotirador”; el uso de la percusión como columna vertebral de la banda sonora en “Whiplash” y “Birdman”; la visión contrastada de la elipsis en “Birdman” y “Boyhood”; el estudio de los agujeros negros y viajes en el tiempo de “La teoría del todo” e “Interstellar”…




Dentro las categorías de “mejor película de habla no inglesa” y “mejor película de animación”, las favoritas son “Leviatán” (Andrei Zvyagintsev) y “Como entrenar a tu dragón 2” (Dean DeBlois, Chris Sanders), vencedoras en los Globos de Oro, pero hay otros títulos que podrían dar la sorpresa como “Ida” (Pawel Pawlikowski) o “Tangerines” (Zaza Urushadze) en el primer caso, y “Big Hero 6” (Chris Williams, Don Hall) en el segundo.

Voten, apuesten, elijan a sus favoritos y disfruten de la gala, que será presentada por Neil Patrick Harris, es la parte más frívola y lúdica del cine, pero nos gusta igual.

©Jorge García
CINEMELODIC

No hay comentarios:

Publicar un comentario