lunes, 22 de mayo de 2017

Bernie Marsden - Shine (2014): Crítica del disco review



por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW


Os contaré un secreto: Siento un especial cariño por Bernie Marsden; bueno, creo que le suele pasar a la gran mayoría de seguidores de los Whitesnake clásicos (me refiero a la etapa entre los años 1978 y 1984 aproximadamente).

Y es que Bernie es uno de esos guitarras que pone el feeling por encima de la técnica y eso se nota en cada uno de los solos y canciones que compone. Es un músico que ha colaborado en infinidad de discos, con un montón de buenos músicos y tiene un elenco de composiciones propias en su haber que tira de espaldas.




Sólo hace falta escuchar alguno de los discos de la primera época de Whitesnake para daros cuenta del altísimo nivel de Bernie a la hora de componer temas que forman ya parte del imaginario rockero: Fool For You Loving, Outlaw, Here I Go Again, Walking In The Shadow Of The Blues...la lista es interminable.

También es cierto que, desde que abandonó Whitesnake, no le he seguido mucho la pista y quizás por eso este Shine ha resultado ser uno de mis discos preferidos de 2014.

Para este trabajo Bernie ha contado con la colaboración de un buen montón de colegas. La lista es larga, pero sólo hace falta mencionar algunos nombres para ver que el bueno de Bernie va sobrado de amigos: Ian Paice, Don Airey, el mismísimo David Coverdale o Joe Bonamassa son algunos de los más destacados.




Nada mejor que la revisión de todo un standard del blues como es Linin' Track que han versionado infinidad de artistas (Aersomith sin ir más lejos en su Permanet Vacation) para abrir el álbum. Una adaptación con todo el feeling de Marsden. Una demostración de clase y savoir-faire a les seis cuerdas.

La producción del disco está muy cuidada y las guitarras suenan clásicas pero actuales, con mucha garra. La puesta al día de uno de los temas del Trouble de Whitesnake, con todo un David Coverdale a las voces, así lo demuestra. Nunca este Trouble había sonado tan bien...tras escucharlo no puedo más que soñar en lo que podrían hacer estos dos actualmente con Whitesnake.

Las reminiscencias de la vieja serpiente blanca también se dejan escuchar en las dobles guitarras y en el estribillo de You Better Run, uno de los mejores cortes del disco. Un tema que podría haberse grabado perfectamente en el Lovehunter de 1979.




Otro tema donde Marsden esta soberbio a la guitarra es en Bad Blood. Un medio tiempo que mezcla blues y hard rock como sólo él sabe hacer. La sensual voz de Cherry Lee Mewis se complementa perfectamente con la insinuante guitarra de Marsden.

Pero no sólo hay espacio para el blues y el classic rock, sino que también encontramos toques AOR en temas como Walk Away y Who Do We Think We Are. Toda una sorpresa con aires muy ochenteros y un tanto nostálgicos, pero que para nada suenan desfasados.

En Shine, el tema que da nombre al disco, colabora el omnipresente Joe Bonamassa. Un tema trepidante, de corte clásico y con unas guitarras que se complementan espectacularmente bien. Don Airey se luce con su Hammond, al más puro estilo del añorado Jon Lord.




Dragonfly es una muy acertada versión de Fleetwood Mac, con unos envolventes teclados de Airey que le dan un cierto aire misterioso y unos juegos vocales muy bien trabajados,

Marsden desenfunda el slide para cerrar el disco con NW8, un tema melancólico y pausado que invita a soñar.

Espero que Bernie no tarde tanto en volver a regalarnos una colección de canciones tan grandes como las que se incluyen en este Shine.


Visita THE OUTLAW

No hay comentarios:

Publicar un comentario