domingo, 28 de mayo de 2017

Ciorán y el itinerario del odio: frases célebres


Interpretación de los actos

La misma respiración procede de un fanatismo en germen, como toda participación en el movimiento...

[...]


Todo lo que se hace desde la tierra emana de una ilusión de plenitud en el vacío, de un misterio de la Nada.



Desembriagamiento

Cuando uno se apercibe de que ningún motivo humano es compatible con el infinito y que ningún gesto vale la pena de ser esbozado, el corazón, con sus latidos, no puede ocultar ya su vacuidad.


Itinerario del odio

Quise amar la tierra y el cielo, sus hazañas y sus fiebres, y no encontré nada que no me recordase la muerte: ¡Flores, astros, rostros, símbolos de marchitamiento, losas virtuales de todas las tumbas posibles! Lo que se crea en la vida, y lo ennoblece, se encamina hacia un fin macabro y vulgar. La efervescencia de los corazones ha provocado desastres que ningún demonio se hubiera atrevido a concebir. En cuanto veáis un espíritu inflamado, podéis estar seguros de que acabaréis por ser víctimas suyas. Los que se creen en su verdad -los únicos de los que la memoria de los hombres guarda huella- dejan tras ellos el suelo sembrado de cadáveres. La religiones cuentan en su balance más crímenes de los que tienen en su activo las más sangrientas tiranías y aquellos a las que la humanidad ha divinizado superan de lejos a los asesinos más concienzudos y en su sed de sangre.

[...]

Odiarlo todo y odiarse en un desenfreno de rabia caníbal; tener piedad de todo el mundo y apiadarse de uno mismo: movimientos en apariencia contradictorios, pero originariamente idénticos; pues no es posible apiadarse más que sobre lo que se quisiera hacer desaparecer, sobre lo que no merece existir.

ZR

No hay comentarios:

Publicar un comentario