martes, 26 de septiembre de 2017

Fordelucs - Despierta (2017): Crítica review


por Edy Fernandes (@edylefer)
del blog Soonatas



Cuando las luces de abajo se apagan las de arriba se convierten en todo un espectáculo, la imaginación viaja por constelaciones infinitas creando líneas que dibujan los más increíbles personajes y escenarios, las galaxias se presentan en una gigante pantalla en la cual tú puedes ser el protagonista, así se decoró la oscura noche mientras sonaba “Luces en el Cielo”.




Fue el pasado 10 de abril en que la banda Fordelucs dio a conocer el primer sencillo promocional de su nuevo álbum, fue un bálsamo que ayudó aguantar tantas heridas que se abrieron en calles, avenidas, autopistas, pueblos de esta tierra, donde el olor a gas dejó un amargo sabor a guerra; fueron esos días donde la inocencia dio paso a la frustración, esos segundos eternos de dolor donde las venas se desangraron por efecto de balas que nunca debieron salir de las armas. Esta canción fue el analgésico para soportar esos meses tan complicados y tristes que quedaron trazados en los suelos de nuestra Venezuela.

Seguramente para la banda fue difícil, habría que preguntarles ¿Cómo fue esa mezcla de emociones en esos momentos? Su primer single estaba buscando escalar, pero era un conflicto el que subía en un elevador ocupando los espacios de los medios de todo el mundo.

Cinco meses después los tres jóvenes que echaron raíces en las costas de Anzoátegui, lanzan definitivamente su tercer álbum, con un grito muy contundente: “Despierta”. Además de ser el título del nuevo disco, es su segunda canción, con un mensaje contundente, un llamado a la esperanza, a la necesidad de cambiar un mundo donde las noticias están pintadas de violencia, envidia, enfermedad o destrucción. Es la hora de colorear con felicidad, por eso invitan a todos a despertar para volver a encontrar a la gente sonriendo: “Yo lo que quiero es cantar, cantar hasta despertar. Yo necesito cambiar, cambiar hasta despertar”. El solo se guitarra es sencillo pero le da una atmósfera más interesante a este himno que es muy apropiado para estos tiempos.





“En el Ojo del Huracán” tiene un sonido que me recuerda a los “Foo Fighters” en sus comienzos. Me gusta como inicia, entra el riff acompañado con un buen sonido de batería para mover con fuerza lo que te rodea. Es una letra que llama a seguir luchando a pesar de las dificultades, en algún momento estaremos frente a la tempestad y será necesario mantener la calma, ser perseverante, tener la esperanza alta, porque el cambio llegará mañana. Podría ser una continuación de su canción antecesora.

Las dificultades están ahí, el camino está lleno de “Rocas Y Sal”, es un mensaje para entender que no hay metas sencillas. Musicalmente juegan un poco con el ritmo reggae, que suena a playa, diversión; pero es solo una espacio refrescante para volver al rock de Fordelucs. Buenas guitarras que terminan levantando este tema.

“La Luna” es sutil, quiere ser ligera, sin necesidad de recargar. Es un poema que trata sobre esa observadora que va cambiando de caras cada noche, escuchando las intimidades de alguien que desde abajo la mira asombrado. Aquí no parece existir metáforas, es una letra dedicada a nuestro satélite natural. A los 03’10’’ comienza una serie de sonidos que asemejan las galaxias, para que venga otro verso que nos lleva a la letra de la canción “Miénteme” de su álbum anterior “Fotograma”. A los 05’25’’ inicia una grabación que aparentemente pertenece a la llegada del Apolo 11 a la Luna, es aquella que muchos afirman que la NASA censuró en ese momento, en la cual Neil Armstrong y Buzz Aldrin vieron algo que no es de este mundo.




El track seis se llama “Paraíso”, es la canción más pesada con respecto a cualquiera de la que podemos encontrar en el disco, tiene una carga heavy en su interpretación sin llegar a ese estilo. Fue el segundo tema que dieron a conocer, y en ella el bajo le da un poder descomunal, por momentos recuerda algún tema de “The Smashing Pumpkins”. Es una letra de reclamo, un deseo de regresar aquel lugar que se conoció y que ahora parece escondido. Siento que aquí están dibujando el clamor de millones.

En el siguiente tema Fordelucs llega con un sonido mucho más pop, tiene la frescura y el ritmo para colocarla en las emisoras comerciales. La letra da para muchas interpretaciones, pero el mensaje al final es el mismo: “Perdóname”.

Algo más floja es “Encuéntrame”, no hay mucho que decir, solo que el llamado es que lo busquen después de “despertar”, es como un grito de auxilio en caso de que no pueda ver por sí mismo el cambio.

“Lo Mejor de Ti” comienza mucho más interesante, hay un juego con las velocidades, colocando en cada momento el tiempo necesario. Es una pieza que destaca por romper con sonidos lineales, les recomiendo el final, es muy bueno.




El disco cierra con “Abrázame”, inicia con un sonido acústico, esperando la entrada de la batería y los teclados que cambian el aire. Una invitación al reencuentro, posiblemente con un amor, quizás con un ser lejano, con ese hermano del alma que las circunstancias los distanciaron. Es otro llamado al optimismo, es un canto de esperanza, que nos recuerda que las dificultades pueden ser superadas. Musicalmente es muy emotiva, invitándonos a sonreír, termina siendo muy terapéutica en estos tiempos convulsionados.

Es importante mencionar la canción con que comenzó todo, “Luces en el Cielo”. Esta pieza es maravillosa, me gusta de principio a fin. Su letra se basa en “la mística historia de Dimitrios Demu, un artista y escultor greco rumano venezolano, quien en los 90’s construyó un majestuoso museo, el cual lleva su nombre, ubicado en la ciudad de Lechería, Venezuela; lugar donde nace originalmente el grupo”. Se puede tratar de estrellas, de aviones, de satélites, de ovnis, de fuegos artificiales, que cada quien se imagine lo que más le guste; al final te dejaras llevar por la buena música que hicieron posible Jorge Romero, José Luis Castillo y Giovanni Gulli; con la colaboración Rodrigo Vera y de Jean de Oliveira que además es el responsable de la producción.

Fordelucs lo consiguió, su tercer álbum ya late por sí solo, de aquí en adelante gritará “Despierta” para no caer en la trampa del dios de los sueños “Morfeo”, hay una necesidad de ver el cielo lleno de luces, buscar en ella las constelaciones que dibujan estas historias, y sobre todo el deseado y anhelado mejor mañana.

Visita Soonatas

No hay comentarios:

Publicar un comentario