domingo, 10 de septiembre de 2017

Diccionario festivo (2): Más definiciones


En fin, seguimos dando cuenta de algunas de las definiciones de este Diccionario Festivo del siglo XIX, del que ya os dejáramos unas muestras en un artículo anterior. Vamos en orden alfabético, así que hoy continuaremos por la letrita D. Es una gracia decimonónica, pero despierta una sonrisa casi siempre.


DENTISTA. Industrial sensato
que pasa su vida toda
sacando muelas ajenas
para que las suyas coman.

DEUDA. Los que se hallan llenos
de ellas afirman serenos,
y no sin razón quizás,
que cuando se tienen más
es cuando se tiene menos.

DÓMINE. En latín, señor:
según el idioma nuestro,
así se nombra al maestro
malo, remalo o peor,
que, desasnando a los chicos
sin precaución ni cautela,
tiene en su casa una escuela,
que es un plantel de borricos.

ESPAÑA. Nación de Europa,
que, en su parte occidental,
para apagar sus ardores
se está bañando en el mar.
Produce su territorio
vino, aceite, hierro y pan,
e importa del extranjero
cien mil productos quizá.
Es su idioma un laberinto
de vascuence, catalán,
francés, caló, valenciano
y otros que olvidé mentar;
aunque debemos decir,
en honor a la verdad
y del buen gusto, que pronto
solo el francés se hablará.
Diéronle brillo en su historia
don Opas y don Julián,
el rey don Pedro el Cruel,
Torquemada, el Preste Juan,
Jaime el Barbudo, Candelas,
Churriguera, Villaizán,
Perico el de los palotes,
Orbaneja y muchos más.
Ofrece este buen país
la particularidad
de que sus hijos ni un año
consiguen vivir en paz.

FAMA. Eterna aspiración
del artista y del poeta,
y de otros que no lo son;
pero a la gente discreta
le gusta más el jamón.

FUMAR. Una distracción
necia, pueril y molesta;
 que, a más del dinero, cuesta
muchas veces el pulmón.
Para estirpar este vicio
que la existencia arruina
se inventó la tagarnina
o financiero suplicio;
pero solo se logró,
según mis observaciones,
aumentar las defunciones
mas quitar el vicio, no.

ZR

No hay comentarios:

Publicar un comentario