jueves, 25 de julio de 2019

LOS NIKIS - Menos de lo mismo vol. 1 (2019): Crítica y EP completo


por Alberto Iniesta (@Radiorock70)
del blog Discos




Increíble el nuevo giro en esta nueva jugosa entrega de Los Nikis en formato EP, donde coquetean con el blues y hasta se atreven a utilizar ritmos reggae, jugando con unas melodías que vuelan libres como…

Que no, hombre, que no. Los Nikis han vuelto con nuevo material dos décadas después de aquel Másdelomismo, y efectivamente su discurso musical continúa por los mismos caminos de siempre. Porque hay cosas que nunca deberían cambiar, o porque ahora los años que llevamos en Sing-Sing están más cerca de las bodas de plata, el caso es que la música siempre gana con novedades de grupos como Los Nikis. De acuerdo, no inventaron absolutamente nada, pero cuentan con una propuesta de algo cada vez más peligroso en tiempos de sobredosis de corrección política: el sentido del humor, algo que jamás debería ser pareja de baile de la censura.




Cuatro nuevas canciones que, a más de un bicho humano, tan de moda que está eso de criticar por criticar, se le antojarán insuficiente. Pues bien, estos son Los Nikis. Lo suyo es moverse única y exclusivamente por la existencia de ganas, y eso es lo que nos lleva al lanzamiento de este EP, a principios de año. Quién sabe, donde hay un volumen uno podría haber otro número dos, aunque con estos tipos pocas certezas se admiten más allá de esa imperiosa necesidad de disfrutar con cada canción como si fuese la última.




Las gafas de pasta desde la primera comunión quedan perfectas con las quintas de siempre en Me Confunden Con Un Hipster, una esencia que siempre será el santo y seña de estos tipos. Resulte un tanto triste o no, el nivel de adicción de estas canciones vuelve una vez más a alcanzar los niveles habituales. Cuando meten la directa en Donde Dije Digo Digo Diego el déjà vu es más evidente, pero el aroma es tan gozoso y el resultado tan redondo que se antoja complicado distinguir si esto es 2019 o 1985. La luminosidad y la energía que rodea a La Madre de Jimena, cuya historia de guerra mundial en forma de huida de grupo de whatsapp, vuelve a recordar la omnipresente necesidad de grupos como ellos. Todo concluye, al menos de momento, con Vivo Sin Vivir En Mí, un homenaje a los Ramones donde cualquiera se puede identificar cuando nuestra banda favorita ya no está y vivimos sin vivir en nosotros.



Son otros tiempos, más nuevos y quizá más hipócritas que salvajes, y sin ánimo de reemplazar el pasado siendo conscientes de la colección de momentos gloriosos que regalaron en su momento, estas cuatro canciones nuevas son un complemento ideal que viene a apoyar ese maravilloso pensamiento basado en la necesidad de subir el volumen como remedio idóneo cuando el termómetro hace lo propio. Ante el calor, música; ante el frío, música; y, ante la vida, música.

EP COMPLETO


No hay comentarios:

Publicar un comentario