domingo, 14 de julio de 2019

Crítica de "CRADLE OF FEAR" (Alex Chandon, 2001): Review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)


Cradle of Fear es una película sangrienta dirigida por Alex Chandon -realizador de clips musicales para bandas de black metal como Dimmu Borgir o Cradle of Filth- protagonizada por Dani Filth, frontman de la segunda de las bandas que os he mencionado. En esta producción británica de bajo presupuesto vemos cómo una joven conoce en una discoteca a un extraño individuo y se lo lleva a su apartamento para pasar una noche de sexo y drogas con él.






No obstante, la experiencia resulta demasiado traumática y –a partir de ella- la joven comienza a sufrir alucinaciones que desembocarán en su cruenta defunción y en el nacimiento de una criatura demoníaca de su vientre sin vida. La forma en que es encontrado el cadáver le hace recordar al detective Neilson el modus operandi de Kemper, un hipnotizador y asesino violador de niños caníbal –a los que primero introducía en su mente mensajes subliminales para convertirles en máquinas de matar antes de abusar de ellos en depravados rituales satánicos- al que él mismo encerró en un manicomio de por vida. Lo que Neilson y la Policía desconocen es que Kemper tuvo un hijo y que este –un malvado joven sin remordimientos- se ha convertido en el brazo ejecutor de su horrible venganza. Vómitos, desmembramientos, evisceraciones, cráneos machacados, gatos acuchillados, un tullido al que le falta media pierna y que a causa de ello es incapaz de mantener relaciones sexuales, jugos, snuff on-line, litros de sangre, algo de erotismo y efectos especiales de ínfima calidad pero altamente efectivos en su resultado se juntan en Cradle of Fear, una película ultragore de serie Z para fanáticos –eso sí, muuuuy fanáticos- del género y simpatizantes de los Cradle of Filth.

No hay comentarios:

Publicar un comentario