sábado, 20 de julio de 2019

KILL DEVIL HILL - Revolution Rise (2013). Crítica review


por Rockología (@RockologiaTwit)
del blog Rockologia





Como recordaréis, hacía un tiempo se había rumoreado el regreso de Pantera con Zakk Wylde en sustitución de Dimebag. A mí me sonó, en un principio, a infiernos: Pantera sin Dimebag ¡NO! Y, afortunadamente, no sucedió, pero, después, me dio por pensar que un álbum de Phil Anselmo y Zakk podría ser la hostia. ¿A qué sonaría? Pues sonaría a Revolution Rise seguro.




Fantásticos temas de brutal atmósfera como No way out, Crown of thorns o Why, con un pie en Down y otro en Black Label Society (no en vano, Wylde mete la guitarra en el primero).

Pero no hay que prejuzgar esta obra: mantiene el pulso entre los sonidos pantanosos de estos genios pero va más allá. Y si no, escucha Leave it all behind: armonías maravillosas, buenas guitarras, la sección rítmica de diez.




La banda está comandada por el voceras Dewey Bragg y el guitarrista Mark Zavon, junto con los más populares Vinny Appice a la batería y Rex Brown al bajo. Lo produce otro insigne: Jeff Pilson.

Texturas diversas, con toques Ozzy por todos lados, como en Stealing days, Long way from home (medio tiempo de órdago, qué buena construcción, qué sentimiento) o Endless static, ¡máquina del tiempo musical!

¿Qué más necesitas para escuchar el disco y rendirte? La final Life goes on cierra de manera cuasi-épica el álbum (atención al final sorpresa, guapo piano). Y vuelta a empezar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario