martes, 24 de julio de 2018

Crítica de la película "X - Men" (Bryan Singer, 2000): Review



por Möbius el Crononauta



Cuando salió esta película, llevaba una década oyendo hablar de X-Men, de su saga, etcétera, y aunque tuve oportunidades de ver la segunda parte cuando la echaron por la tele, quería verlo por orden y tal. La verdad es que está entretenida, es un buen film de superhéroes. Creo que no lo pondría a la altura del primer Supermán, o los Batman de Christopher Nolan, pero por ejemplo creo que esta peli tiene algo que le falta a la saga del Hombre Araña. No sé muy bien que es, tal vez el reparto, pero me ha dado esa sensación. Aparte del enmarañado baile de nombres que hubo en el proyecto desde los tiempos de Carolco hasta llegar a las manos de Bryan Singer, y de tal o cual actor que he leído por ahí (¿habría sido Jean Claude Van Damme un buen Lobezno? No sé, ¡pero me habría gustado ver a Danzig metido en ese papel!), no tengo mucho más que decir sobre la película, así que jugaré un poco.



- Profesor-X, Xavier. Es Patrick Stewart, uno de esos actores británicos con bagaje teatral detrás que siempre les da un savoir faire especial. La verdad es que el capitán Picard no significa nada en mi vida, más bien recuerdo cuando Patrick Stewart tenía pelo y salía en Yo, Claudio. No estoy muy familiarizado con los cómics de X-Men, pero en la película es un buen Profesor Xavier. Buen intérprete este Stewart, siempre lo he creído. No es justo que este pobre hombre se quedara calvo tan pronto mientras Dudley Moore goza de su pelazo a lo largo de los años. Al menos Stan Lee aún se puede hacer coletas. ¡Ah, es un extraño mundo éste!

La idea de poner a Christopher Reeve haciendo del Profesor era un poco bizarra, ¿no?

- Magneto. La verdad es que se ve que Sir Ian McKellen casi no consigue estar en El señor de los anillos por esta película, lo cual habría sido una lástima para todos. Al igual que ocurre en el mundo de los hobbits, el magnífico intérprete inglés es de lo mejor de X-Men. Ya sabéis, es una regla básica de Hollywood y de cualquier peli de buenos contra malos: si falla el villano, ya no hay película. Pero por suerte ahí tenemos a McKellen, que tan pronto mete miedo doblando metales y convirtiendo a senadores en mutantes (¿estará Magneto detrás de eso del Tea Party?) como es la bondad personificada haciendo de Gandalf. Excelente elección.

Por cierto, ¿alguien recuerda a Malmeto? ¡Increíble villano!




- Lobezno. Pues no, al final no fue Danzig, ni Viggo Mortensen, ni muchos otros. Fue Hugh Jackman, un actor que no tiene el bagaje de Ian McKellen por ejemplo, pero tiene otros atributos, como supongo que medio mundo femenino y homo habrá notado ya. La verdad es que hace ya mucho, cuando me enteré de que este hombre haría de Lobezno, se me hacía bastante raro. De todas formas no sé qué pensarán los fanáticos del cómic, yo no sé mucho de los mutantes de las viñetas, así que aunque se me ocurren algunos nombres que quizás habrían ido mejor, le reconozco a Jackman que da para el papel. Tal vez con algo más de profundidad habría estado mejor el personaje, con sus recuerdos torturados y tal, aunque quizás eso habría necesitado un mejor intérprete. Pero vamos, en las películas de cómics la profundidad que suelen tener éstos (que hay más de lo que parece, amigos), suele quedarse en el tintero. Además, Hugh Jackman, por lo que he visto de él por ahí, parece un buen tipo. Y en un Hollywood cada vez más adolescente, está bien que haya tipos como él, que recuerdan (salvando las distancias) a los machunos de los viejos tiempos, Rod Taylor y gente así. Además, alguien capaz de improvisar una frase como "What do they call you, 'Wheels'?" merece mi respeto.


- Tormenta. He leído por ahí que se barajó a Angela Bassett como una posible Tormenta. Me extraña, sería quizás en los tiempos en que James Cameron iba tal vez a dirigir la adaptación. La mujer ya está un poco madurita para estas cosas, me temo. Aunque siempre recordaré con cariño su escena en la ducha en una de las horripilantes secuelas de Critters. Creo que era la cuarta. En fin, terrible film. Pero el 'rear' de Angela lo valía.

Bueno, pues al final Tormenta, la negra de pelo blanco que controla la meteorología como si fuera el gobierno chino, fue interpretada por Halle Berry. Y, por lo que recuerdo del cómic, se le parecía bastante. Y han conservado el detalle de que se le pongan los ojos blancos cada vez que amenaza borrasca. Lo cual está muy bien, porque cuando sale la Berry con una camiseta ajustada, también a mí se me ponen los ojos blancos.





- Cíclope. James Marsden. OK, ni idea de quién es este tipo. Pero si es verdad que va a protagonizar un 'remake' de Perros de paja, yo me apeo del mundo. Por favor, ¡que alguien cree una ONG para que los estudios puedan volver a contratar guionistas con ideas! En fin... será mejor hacer como si no supiera nada.

Del tal Cíclope no tengo mucho que decir, pero es de lo más divertido de la película. Cuando está de "espor" parece que en cualquier momento vaya a partir a Aspen a esquiar con sus amigos pijos. Me he reído mucho con sus pintas.


- Rogue-Pícara. ¡Cuánto y qué bien ha crecido Anna Paquin! Ni la había reconocido. Cuando era pequeña y le dieron un Oscar (aun no he visto El piano. ¿Era esta niña Marlon Brando o qué?) muchos nos imaginábamos a una típica madre española llamándola a cenar desde la terraza ("anapaquiiiiiiiiiiii"... ya sabéis, las íes van aumentando en agudos hasta llegar al nivel de un Harrier), y ahora resulta que es una mujer y tiene su puntillo. La tal Rogue es el personaje grunchi de la película, porque casi mata a su novio en su primer beso, y la pobre absorbe poderes como Richard Burton absorbía scotch, dejando en el proceso a la gente tan malparada como las pobres botellas que caían en manos del galés. Así que se pasa media peli tristona y con cara de perrito abandonado, lo cual enternece el corazoncito de Lobezno, que es duro pero no es de adamantium. Yo también la habría acogido en mi autocaravana, que caramba.





- Sapo. También llamado Toad, es un tío que tira babas verdes como si tuviera neumonía y tiene una lengua más larga que Gene Simmons con la que se agarra a las cosas en plan látigo de Indy. Y ya está. Un sosainas, vamos. Es de los malos, por cierto. Si Magneto en vez de a este chaval hubiera tenido a Louis de Funes dudo que nadie hubiera notado la diferencia. Bueno, sí, el personaje habría tenido más miga. ¿Mala baba? ¿Lenguaraz? No, amigos, no es Jesús Mariñas. ¡Es Toad, el Sergei Bubka de las lenguas! Como diría Bart, "¿sabes que habría dado más miedo que Toad? ¡cualquier cosa!". Hasta me voy ahorrar la foto, fíjate.

- Mística. El maldito John Stamos fue un tipo afortunado. Demasiado. Además de protagonizar una serie traumatizante (Padres forzosos), va el Sumo Creador y le premia con un matrimonio con Rebecca Romjin. Por suerte tras algunos años el de ahí arriba se dio cuenta de su error y trajo un divorcio. Pero cuando se rodó X-Men Rebecca era Romjin-Stamos de apellido.

Bien, después de este cotilleo que no venía a cuento, diremos que Rebecca fue la que peor lo pasó con diferencia durante el rodaje, teniendo que transformarse cada vez en un bicho azul con escamas y ojos raros. El poder de Mística es transformarse en cualquier persona, como hacía Julio Sabalas. De hecho yo diría que Sabalas era más mutante que Mística a pesar de no tener escamas, pero ésa es otra historia. Desde aquí sólo deseo que si Rebecca ha heredado esos poderes, se transforme algún día en mi tarta de cumpleaños.




- Dientes de Sable. Tyler Mane, no sé quien es, pero parece una torre humana. Así que era un perfecto Dientes de Sable. El amigo mutante de fuerza sobrehumana es un heredero directo del entrañable brutote de Superman II, y junto con Cíclope me ha resultado el personaje más divertido, tanto por sus gruñidos (vamos, yo creo que el estilo está sacado claramente del sosias del general Zod) como por su caracterización, que me recordaba en todo momento a un cruce perfecto entre Keith Carradine y Zakk Wylde. La próxima vez, fijaros. ¿No son ellos dos en uno? Yo creo que sí.


- Jean Grey. Es una especie de médico ayudante y aprendiz del Profesor Xavier, y tiene poderes psíquicos como el profesor pero menos desarrollados. Vamos, que en lo que a poderes psíquicos se refiere, Jean Grey es un ciudadano de a pie con algo de suerte y Xavier es John Holmes. Jean Grey es interpretada por Famke Janssen (¿quién bautizó a esta mujer? ¿Michael Ende?) y me parece otro personaje de relleno que podría haber sido sustituido perfectamente por... no sé... por Moe, por ejemplo*.




- Senador Kelly. El Senador Kelly es un senador maluto a quien no le gustan los mutantes. Lo que realmente me preocupa es qué Mano Negra está obstaculizando la carrera del actor que lo interpreta, Bruce Davison. ¡Por dios, que este hombre protagonizó la serie de Big Foot y Los Henderson! ¿Qué organización trama en las sombras para que Davison no tenga ya varios Oscars y sea tan aclamado como Brando? ¿El Club Bilderberg? ¿El Club Disney? ¿Los cátaros? ¿Los Javi-Canteros?




Bueno, como véis, no tengo mucho que decir sobre X-Men (aquí iría un "xD"). Es una buena peli, tiene acción, está bien dirigida, está entretenida y el reparto tiene sus aciertos. Excusen las licencias artísticas... ¡pero tenía que alargar el post!

No hay comentarios:

Publicar un comentario