domingo, 15 de julio de 2018

Crítica de "Señales del futuro" (Alex Proyas, 2009): Review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)





En fin, amiguitos, que entre mucho visionado casero, un domingo decidí salir a la calle –llovía, pero me lo tomé como mi particular penitencia de Semana Santa- para comer con la familia en un buffet libre asiático –me puse de sushi hasta arriba y tampoco me pude resistir, después de haber visto Cruel Restaurant, a dar cuenta de algunos dumpling- antes de ir a un multicine y ver en pantalla grande el éxito de la temporada en norteamérica. Me estoy refiriendo a la peli de la que hoy os hablaré, Señales del futuro, realizada por Alex Proyas y protagonizada por Nicolas Cage




La historia nos cuenta cómo el hijo de un astrofísico encuentra un papel que cincuenta años antes había guardado una alumna de su colegio en una cápsula del tiempo. En ese papel no hay más que números, pero el astrofísico encontrará en ellos un escalofriante mensaje. Al parecer los dígitos se corresponden con las fechas de accidentes que han tenido lugar en el pasado. Lo malo es que, si eso es cierto, en el papel hay datos sobre unos sucesos que aún están por ocurrir. Cabe decir que, una vez más, crítica y público no se pusieron de acuerdo. 




La cinta, que llevaba cosechados pingües beneficios de taquilla en los Estados Unidos llegó al número uno en recaudación en Gran Bretaña y Australia. Sin embargo, si hacéis caso a lo que algunos entendidos del séptimo arte escriben sobre ella, no iríais a verla. Es casi lo que me ha pasado a mí, pero al final he decidido no hacer caso más que de mi instinto. El resultado han sido un par de horas de distracción ante una película de impecable factura técnica –las escenas del avión y el metro son impresionantes e impactantes, así como la de Nueva York al final, verdaderamente espeluznante- y con un trabajo de actores más que aceptable. Bueno, Nicolas Cage está en su línea –no es Robert DeNiro-, pero creo que ha pasado la prueba bastante bien. Fijaos que incluso me parece que su peinado se ha mantenido correcto durante todo el metraje.




Total, que os recomiendo que la veáis sin prejuicios y la disfrutéis. Ya os he dicho muchas veces, piltrafillas, que creo que el cine es válido como arte, pero a veces también como simple pasatiempo. Señales del futuro lo es, y de los buenos. Otra cosa es que el argumento tenga cierto tufo a una especie de encuentros en la tercera fase con ángeles de la guarda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario